Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

SUPERMERCADOS: AUMENTA EL CONSUMO Y RECLAMAN POR UNA CAJA ESTATAL DE $300.000 MILLONES

El 20% de la facturación es por Precios Cuidados, un nivel histórico. Pugnan por cambios en la tarjeta Alimentar, una millonaria erogación del Estado, que observan que deja de canalizarse en alimentos por una nueva modalidad en su uso.

El consumo en supermercados alcanzó nueve meses consecutivos de crecimiento, con una particularidad: la canasta de Precios Cuidados tiene cada vez más peso en las ventas, y trepa hasta el 20% de la facturación, cuando históricamente era la mitad. Ahora los supermercadistas buscan seguir ampliando el consumo mediante el acceso a una caja estatal de casi $300 mil millones anuales. Para eso piden cambios en la Tarjeta Alimentar, dado que antes solo podía usarse en comercios y ahora se deposita el monto en la cuenta bancaria.

En marzo, el consumo alcanzó nueve meses al alza, en supermercados y autoservicios, según releva la consultora Scentia. La suba del mes fue del 3,7% interanual, y el 2022 acumula un 6,7%. Desagregado por canal de ventas, el consumo entre el 2021 y el 2022 aumentó en el primer trimestre 11,3% en autoservicios y 1,7% en supermercados, en ambos establecimientos con un impulso mayor del interior del país por sobre AMBA. El último dato oficial de ventas de supermercados del Indec es de enero, que también muestra ocho meses consecutivos de crecimiento, desde junio del año pasado.

Al poner la lupa en el consumo, se observa una curiosidad que fue revelada por el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. La canasta de Precios Cuidados alcanzó el 18% de la facturación de los supermercados. “Hay un vuelco al consumo hacia esas canastas y por eso vamos a trabajar para que estén en cada uno de los comercios”, explicó el funcionario sobre el motivo. Fuentes oficiales explicaron que se trata de datos que provee el sector privado.

Ante la consulta de este diario con tres grandes cadenas de supermercados, nucleadas en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), señalaron que en algunos casos la canasta de Precios Cuidados puede trepar hasta el 20% de la facturación, cuando históricamente no llegaba al 10%. “Tendría todavía mayor participación si la industria no cuotificara tanto la entrega”, afirmó una fuente del sector.

Acerca de los motivos, desde el supermercadismo enumeraron tres: Precios Cuidados tiene un listado de cada vez más productos. Cuando asumió el Gobierno en 2019 relanzaron la canasta con 310 ítems, mientras que en el último relanzamiento de abril fueron 1763 productos. Además, aseguran que son productos básicos “referentes y con rotación”. Por último ponderan el factor de precios: la variación de esos precios está regulada por el Gobierno, que lo puede monitorear en tiempo real en la Secretaría de Comercio Interior, mientras que el resto de los productos queda por fuera. De todos modos, los supermercados hacen una salvedad. Este peso tan fuerte en la facturación varía según el tipo de formato. En supermercados de grandes superficies donde se venden electrodomésticos o textiles alcanza el 12%, mientras que donde el grueso es alimentos, ronda el 18%.

La caja de la Tarjeta Alimentar

En los supermercados del interior del país, la situación se percibe distinta. Si bien el consumo crece, los supermercadistas piden mayor impulso del plan de Precios Cuidados. La canasta de productos se abastece en un 40%, y el peso en la facturación no llega al 10%, comentaron fuentes de la Cámara de Supermercados (CAS) y la Federación de Supermercados y Autoservicios (FASA).

Para incrementar ventas, le llevaron un pedido a Feletti en una audiencia que mantuvieron en el Ministerio de Desarrollo Productivo, relacionado a la tarjeta Alimentar. “Se planteó que la utilización de la tarjeta Alimentar se ha desviado de su objetivo original, ya que actualmente se emplea para cualquier tipo de compras, e incluso permite el retiro del dinero en cajeros automáticos, favoreciendo el comercio informal”, indicaron en un comunicado.

La Tarjeta Alimentar es un beneficio que reciben 2,4 millones de titulares, y alcanza a 4,1 millones de niños. A partir de mayo, tendrá un incremento del 50%, y variará entre $9.000 y $18.000, según la cantidad de hijos. Solo en el primer trimestre, el Estado desembolsó $59.789 millones en políticas alimentarias, según la Oficina de Presupuesto del Congreso. Con el aumento del 50%, se trata de una caja anual de $275 mil millones que el Estado desembolsa para alimentos (asumiendo los valores actuales).

El pedido de los supermercados se explica por el cambio que registró en la modalidad. Inicialmente, era una tarjeta física que se le daba a las familias para consumir en comercios formales y solo en alimentos, mientras que a fines del año pasado comenzó a depositarse el efectivo en las cuentas bancarias de los titulares, junto con la AUH, sin condicionalidad. Así lo describió una fuente de FASA: “Estamos viendo que nos baja el consumo de familias vulnerables, inicialmente se canalizaba a través de nuestro formato, pero al cambiar la modalidad se gasta en cualquier cosa, en un celular o en alcohol, que eso antes estaba prohibido. Colaboraba con las unidades vendidas y ahora se nota esa ausencia, con una sensible baja”, describió. (ambito.com)

¿Está de acuerdo con quitarle el subsidio a la electricidad a quienes ganen más de $ 333.000 por mes?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...