Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

REVELAN QUE LA ARGENTINA NEGOCIA CON EL TESORO DE LOS ESTADOS UNIDOS UNA NUEVA CONVERTIBILIDAD

365

El director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca aseguró que el Tesoro está “profundamente vinculado” al problema de la crisis económica y sostuvo que “la única forma” de salir de adelante es “atar el peso al dólar”.

La increíble aceleración de la crisis económica que generó la administración de Mauricio Macri a partir de desacertadas medidas y falta de tiempo político ingresó ahora en una nueva dimensión: la posibilidad de que la Argentina adopte una nueva convertibilidad o directamente la dolarización. Lo que era un comentario marginal cuando empezó en abril la corrida cambiaria, pasó a ser este miércoles una cuestión de Estado a partir de las declaraciones del director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow, quien sugirió que se está negociando una nueva convertibilidad, esta vez con anuencia del Tesoro estadounidense.

Las declaraciones de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el martes pasado advirtiendo que un nuevo acuerdo solo saldrá de proyecciones creíbles de la economía pusieron paños fríos a la posibilidad de lograr un adelanto de los fondos del megacredito de 50 mil millones de dólares, para tenerlos disponible en 2019. Ya no era un simple trámite como lo fue el regreso al FMI. Macri descubrió que la simpatía no alcanza y que la cordialidad y buenos modales que le depara Lagarde no dejan de ser gestos de educación. Pero llegado el momento, negocios son negocios y el Fondo ni sus accionistas (los principales países desarrollados) están dispuestos a prestar dólares para que los argentinos los fuguen del país o los gasten en turismo.

“El Tesoro está profundamente involucrado en esta discusión, profundamente involucrado”, dijo Kudlow respecto de las negociaciones que mantiene la administración de Macri con el FMI. Y en seguida, en declaraciones a la cadena de noticias Fox, ampliamente ligada a la administración de Donald Trump, explicó: “la única forma de salir del dilema de Argentina es establecer una junta monetaria, el peso se vincula con el dólar”, o como lo conocimos en el pasado, convertibilidad. “No hay creación de dinero a menos que tengas una reserva en dólares”, agregó y recordó que “funcionó en los ’90: derribó la inflación y mantuvo la prosperidad” y sugirió que “eso es lo que necesitan para volver a hacerlo”.

Cuando parecía que Kudlow hablaba como simple analista o comentarista de la realidad (ya sin pensar que se trataba de una injerencia en los asuntos de un Estado soberano) hizo la gran revelación: “la gente del Departamento del Tesoro está en eso”, dijo.

Kudlow fue entrevistado por David Asman, con quien comparte una amistad según quedó claro en la conversación. Por eso, en total intimidad y después de contar Asman que visitaron el país que “amamos” hace once años, el funcionario de Trump insistió “ellos (por el Departamento del Tesoro) están en eso, David. Así que mantén la esperanza viva en ese punto”.

Dolarización o convertibilidad. Sin llegar a ser lo mismo, ponen a la economía del país en un corset del que solo se sale con crisis, como en 2001. La dolarización implica renunciar al peso y asumir al dólar como la moneda de curso legal, en la que se pagan los impuestos y se perfeccionan las operaciones comerciales; significa tener en la billetera dólares y no pesos; cobrar y pagar en una moneda extranjera dentro del país. Convertibilidad implica seguir funcionando en pesos pero respaldado por dólares depositados en el Banco Central. Un peso (o cien pesos, según la decisión que se tome) un dólar; la economía sigue funcionando en pesos pero no se podrán emitir más moneda de las que estén respaldadas en lo más clásico de la ideología monetarista que culpa a la emisión de dinero de todos los males de la economía argentina.

Si es cierto que esas conversaciones existen fue una gran imprudencia revelarlas por la crisis financiera que puede generar. ¿La reunión de Macri con los gobernadores y el acuerdo por el Presupuesto fue simplemente una puesta en escena para ganar tiempo mientras se cierra el acuerdo con el Tesoro? ¿El BCRA está conteniendo al dólar en 38 pesos porque esa es la tasa de conversión o para evitar una nueva corrida antes de tiempo? ¿La convertibilidad llegará después de una brutal licuación de los activos como recomendó en algún momento el economista Carlos Melconian hacer con una devaluación e hiperinflación?

A %d blogueros les gusta esto: