Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

POLÍTICA MONETARIA Y CAMBIARIA: TASAS DE INTERÉS Y DÓLAR: LAS METAS DEL BANCO CENTRAL PARA 2023

Fijó que su plan se sustentará en una tasa de interés que dé «retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local», y un tipo de cambio que permita «preservar los niveles de competitividad externa».


El Banco Central (BCRA) aprobó sus «Objetivos y Planes para 2023», respecto del desarrollo de sus políticas monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el próximo año, entre los que fijó una tasa de interés que dé «retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local», y un tipo de cambio que permita «preservar los niveles de competitividad externa».

En la prosecución de los objetivos de política monetaria, el BCRA señaló que buscará «administrar la liquidez para evitar desequilibrios que atenten directa o indirectamente con el proceso de desinflación», esto es, administrar el volumen de Leliqs y Pases para evitar que el exceso de dinero impacte en los precios; fijar una tasa de interés de política monetaria para «sostener retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local», y contribuir «al desarrollo y la estabilidad del mercado de capitales».
Respecto de la política cambiaria, afirmó que buscará: «preservar los niveles de competitividad externa; fortalecer la posición de reservas internacionales; y gestionar prudentemente las regulaciones cambiarias con el fin de adaptarlas a las necesidades de la coyuntura, favoreciendo la estabilidad monetaria y cambiaria».

En ese sentido, el Banco Central está trabajando de forma coordinada con Economía y la Comisión nacional de Valores (CNV) para, por un lado, definir una pauta devaluatoria que impida una apreciación real del tipo de cambio y, por otro, evaluar modificaciones de la participación de empresas y otros actores de la economía en el mercado del dólar financiero.

Sobre la política crediticia, otro de los puntos abordados en el documento de Objetivos y Planes, el BCRA dijo que buscará «cumplir con las necesidades de financiamiento para el desarrollo del consumo, la inversión productiva y el cambio tecnológico», al tiempo que pretende «impulsar un crecimiento del crédito al sector privado en pesos en términos del PIB».

Por último, señaló que para tener un sistema financiero «más inclusivo y federal», se incentivará la participación de «nuevos agentes de originación de crédito, y la de aquellos que faciliten el ahorro y la inversión de las familias y MiPyMEs, con el fin de promover el acceso y uso de productos y servicios financieros en toda la población».

Entre estos actores se encuentran la nuevas empresas fintech y cripto, «de manera tal de integrar la aplicación de tecnología y el surgimiento de nuevos proveedores de servicios financieros a un marco prudencial de protección, transparencia y seguridad para personas usuarias».

En este marco, el Central señaló que continuará «monitoreando la evolución e implicancias de los criptoactivos para las entidades financieras y las billeteras digitales, desarrollando herramientas para recopilar información, y alertando a las personas usuarias de servicios financieros e inversores sobre sus riesgos». (elonce.com)

A %d blogueros les gusta esto: