Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

PESE AL DÓLAR PLANCHADO, SE PROFUNDIZA LA CRISIS EN SUPERMERCADOS Y SHOPPINGS

229

En mayo, las ventas minoristas se desplomaron un 13,5% y 18,7%, respectivamente, demostrando estar lejos del rebote que habla el Gobierno.

El veranito financiero que mantiene al dólar estable desde hace varios meses y que ilusiona al gobierno con un rebote del nivel de actividad, no parece reflejarse en el consumo. En mayo, las ventas minoristas profundizaron su caída con un derrumbe del 13,5% en supermercados y 18,7% en shoppings.

En ambos casos, se trata de los peores valores desde el inicio de la recesión, a excepción de los números de marzo para los primeros y de abril para los segundos, donde se registraron retrocesos mayores.

De acuerdo a datos del Indec, las ventas a precios constantes de supermercados sumaron un total de $22.872,2 millones, un volumen todavía menor al mes previo. Así, acumula once meses consecutivos a la baja.

Los rubros de artículos que tuvieron los aumentos más significativos a precios corrientes -sin descontar la inflación- fueron carnes (67,1%), lácteos (61,9%) y almacén (56,8%), mientras que los sectores más perjudicados fueron electrónicos y artículos para el hogar (-25,9%), y verdulería y frutería (32%).

Respecto al orden geográfico, las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes fueron Neuquén (51,9%), Misiones (51,6%), Catamarca (46,5%) y CABA (46,3%); en cuanto que las provincias menos dinámicas en materia de ventas minoristas fueron Santiago del Estero (19,7%) y Tucumán (23,9%).

Otro de los datos preocupantes se dio en el mercado de trabajo sectorial que viene transitando un sendero contractivo desde antes de la crisis cambiaria, aun cuando las ventas supermercadistas mostraban un destacado comportamiento.

En este mes, se perdió el 0,5% de los puestos laborales respecto al mismo período del 2018, donde también había retrocedido el empleo sectorial. En rigor, se trata del cuarto mayo consecutivo con pérdida de puestos de trabajo sectoriales que acumulan una caída del 2,05%. Al mismo tiempo, los sueldos y salarios brutos subieron el 36,1% en términos nominales, lo que implica una merma real del 13,47%.

En cuanto al desempeño de los shoppings, sus ventas a precios constantes alcanzaron un total de $3.430,2 millones, lo que representa una suba del 5,47% intermensual, pero también la onceava caída consecutiva de forma interanual al igual que los supermercados.

Los sectores más castigados fueron «electrónicos, electrodomésticos y computación» con una caída nominal del 24,1% que descontando la inflación alcanza cifras siderales y «juguetería» (15,1%). Por el contrario, el rubro más dinámico fue el de «Ropa y accesorios deportivos» que tuvo un repunte del 53,7% que de todos modos no llegó a compensar la inflación interanual del 57,3%.

Otro de los más beneficiados fue «diversión y esparcimiento», hecho que se vio reflejado en la concurrencia en salas cinematográficas que aumentó un 2,65%, producto de los 33.920 nuevos espectadores respecto al mismo mes del año anterior.

Al igual que en el sector supermercadista, los centros de compras también marcaron una contracción del personal ocupado. En relación a mayo del 2018, se perdieron 70 empleos que significan una merma del 5,78%. (LPO)