Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Los combustibles no encuentran el “precio de equilibrio”: se esperan más aumentos para septiembre

156

Los cálculos de los estacioneros revelan que al día de hoy el atraso en los surtidores llega al 22% para la Súper y al 27% para el gasoil económico. Un informe sectorial asegura que en un año los combustibles subieron más del 50%, versus 30% de inflación oficial. Argentina, arriba en ranking regional.

A pesar de los sucesivos aumentos de precios en los surtidores autorizados por el Gobierno nacional, los combustibles todavía no encuentran su “punto de equilibrio”, en relación al valor internacional del crudo y el tipo de cambio.

Según revelaron fuentes del sector a ámbito.com, al lunes 27 de agosto en las estaciones de servicio estiman que el atraso de precios se ubica en 7% para la nafta Premium; 22% para la Súper; 27% para el gasoil económico, y 9% para el más caro.

Este cálculo se realizó según los últimos valores de YPF en las bocas de expendio de la ciudad de Bueno Aires, tras los dos incrementos de agosto, que llevaron la Premium a $ 35,15; la Súper a $ 29,60; el Gasoil a $ 25,94 y el Premium a $ 31,19.

A principios de mes, la petrolera de mayoría estatal aplicó una suba de hasta 5,5%. Pero pocos días después, tras la decisión del Poder Ejecutivo de aumentar el precio regulado de los biocombustibles, volvió a subir casi 1% más. En sintonía, las petroleras privadas siguieron los mismos pasos. En el Interior del país, la Premium ya se paga más de $ 40 el litro.

Otro informe sectorial al que accedió ámbito.com reveló que al 23 de agosto el atraso acumulado en los combustibles va del 10% al 14%. Según el último reporte de Economic Trends elaborado para la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac), el Gasoil Grado 2 tiene un rezago del 14,2%; el Grado 3 un 10,4%; la nafta Súper un 14,9% y Premium un 10,6%.

El trabajo del economista cordobés Gastón Utrera aseguró que si bien los precios se incrementan todos los meses, por las fuertes subas del tipo de cambio que ocurren desde abril y el “atraso” provocado por el fracasado acuerdo de precios firmado por Juan José Aranguren con algunas compañías, los combustibles siguen “sin alcanzar valores de equilibrio”.

En ese marco, anticipó nuevos aumentos a partir de septiembre. “Los precios de los combustibles líquidos seguramente continuarán incrementándose, por el atraso que sigue existiendo, los nuevos incrementos en el precio del dólar y por el ajuste por inflación del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC)”, señaló.

En los próximos días el Gobierno nacional oficializará un nuevo impuestazo en naftas y gasoil, según el ajuste automático por la inflación trimestral del INDEC, que quedó plasmado en la reforma tributaria aprobada por el Congreso a fines de 2017. Esa fórmula establece que el mes que viene los tributos a la venta de combustibles subirán 8,74%. El ICL pasará a $ 4,810 por litro de gasoil y a $ 7,799 por el de nafta. En tanto, el IDC se elevará a $ 0,548 en el caso del gasoil y a $ 0,478 por el litro de nafta.

  • Batalla contra la inflación

Aunque los estacioneros aseguran que no se llegó al punto de equilibrio, el informe de FECAC también reveló que en el último año las gasolinas aumentaron más del 50%.

“El precio promedio del Gasoil Grado 3 en las estaciones de servicio de Argentina (incluyendo impuestos) estuvo, durante julio de 2018, un 52,4% por encima de julio de 2017”, remarcó el documento estadístico. Asimismo, indicó que el mes pasado el precio promedio de la Premium cotizó 53,5% más que en julio de 2017.

“Dado que el Índice de Precios al Consumidor nacional se incrementó un 30,8% entre julio de 2017 y julio de 2018, el incremento en el precio promedio del gasoil en Argentina estuvo 21,6 puntos porcentuales por encima de la inflación, mientras que el de la nafta premium estuvo 22,7 por encima”, consideraron.

  • Más cara, más deteriorados

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNdAv) aseveró que en la comparativa regional, la Argentina es uno de los países con naftas más caras de la región. “Su posición en el ranking se mantiene a pesar de la devaluación, que tendió a ‘abaratar’ el precio en dólares. Así, nuestro país continúa siendo la segunda economía con naftas más caras de la región, siendo solo superada por Uruguay”, expresó un análisis.

“Ampliando la lupa, el país tampoco se encuentra en una posición favorable a nivel mundial. Comparando valores promedio en dólares, el precio en Argentina está por encima de África, Asia y América, y sólo por debajo de la región europea”, agregó.

Por otra parte, la UNdAv alertó por un deterioro en la capacidad de compra de los combustibles de los argentinos. “En materia de poder adquisitivo, en noviembre de 2015 el salario medio alcanzaba para comprar casi 1.045 litros de nafta, mientras que, en agosto del corriente año, sólo se pueden adquirir 906 litros, en promedio”, advirtieron.

En comparación a otras medidas de ingreso los resultados son similares. “Con una jubilación mínima se podían adquirir 293 litros a fines de 2015, mientras que en el presente se compran sólo 229 litros (-22%). Con una AUH se conseguían 186 litros cuando en la actualidad alcanza para 145”, ejemplificaron. (ámbito.com)

 

A %d blogueros les gusta esto: