Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

La Industria registra sus peores números en los últimos 16 años

214

En junio de 2002, en plena crisis posdevaluación y salida de la convertibilidad, el uso de la capacidad instalada había estado en niveles similares a los de ahora.

Distintos indicadores comienzan a reflejar el momento complejo que atraviesa la economía argentina. Los problemas que adelantaban informes privados ahora se trasladaron a las planillas oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC), lo que refleja la gravedad del panorama.

Esta vez la “tormenta” –término meteorológico utilizado por el Gobierno para reconocer la crisis– se posó sobre la industria. Es que la utilización de la capacidad instalada descendió al 61,8% durante el mes de junio, el segundo nivel más bajo del año, lo que significó una caída de más de 5 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes de 2017, según el relevamiento mensual que realiza el INDEC, cuando se había ubicado en 67,1 por ciento.

El porcentaje de junio pasado, además, es el menor para un mes de junio en los últimos 16 años. En junio de 2002, en plena crisis posdevaluación y salida de la convertibilidad, el uso de la capacidad instalada había sido de 55,4%. Un año después, en junio de 2003, ya subía a 64,3 por ciento.

Las industrias que se ubicaron por debajo del nivel general, con menor utilización de su potencial de producción, fueron: edición e impresión (60,1%), alimentos y bebidas (59,1%), textiles (55,4%), caucho y plástico (54,8%), la metalmecánica, excepto automotores (53,6%) y la automotriz (47,7%).

Mientras que los sectores con niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al indicador general fueron las industrias metálicas básicas (80,5%), papel y cartón (71,7%), minerales no metálicos (70,6%), refinación del petróleo (68,7%) y tabaco (68%). El bloque de sustancias y productos químicos registró el mismo nivel de utilización de la capacidad instalada que el índice general (61,8%), según detalló el informe del INDEC.

Los bloques que presentaron una menor utilización de la capacidad instalada con respecto al mismo mes del año anterior fueron alimentos y bebidas, tabaco, textiles, papel y cartón, edición e impresión, refinación del petróleo, sustancias y productos químicos.

El bloque de alimentos y bebidas presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 59,1% en junio, inferior al registrado en junio de 2017 (64,3%).Para esta comparación, la caída en el nivel de utilización de la capacidad instalada se origina, principalmente, en las disminuciones de la producción de carnes blancas, de la molienda de cereales y oleaginosas y de la elaboración de bebidas. (Infobae e Indec)

A %d blogueros les gusta esto: