Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

El desempleo en el primer trimestre del año alcanzó el 9,1 por ciento

172

Aumentó casi 2 puntos porcentuales respecto del cierre de 2017. Bajó apenas una décima en 12 meses. A nivel país afecta a 2 millones de personas.

El aumento del 3,6% que registró el PBI en el primer trimestre de 2018 frente a un bajo nivel del año anterior no tuvo la entidad suficiente como para provocar una apreciable mejora en las condiciones de contratación de personal en el mercado de  trabajo.

“Los resultados del primer trimestre de 2018 correspondientes al total de aglomerados urbanos muestran que la tasa de actividad fue del 46,7%, la tasa de empleo es del 42,4% y la tasa de desocupación alcanzó al 9,1%. Estos resultados representan un aumento significativo en la tasa de desocupación con relación al trimestre anterior, mientras que las tasas de actividad y empleo no presentan diferencias estadísticamente significativas”, informó el Indec.

Si bien resalta el organismo que “que los resultados del primer trimestre pueden estar afectados por factores estacionales, es relevante destacar la comparación con el mismo trimestre del año anterior. Se puede observar un incremento significativo de las tasas de actividad y empleo. Por su parte, no se registran cambios significativos en la tasa de desocupación con respecto al primer trimestre del año 2017”.

De ahí que si bien el mercado encontró respuesta para absorber el incremento de la oferta de trabajadores, no tuvo la fuerza suficiente para avanzar en la reducción del porcentaje de desocupados, los cuales se incrementaron en cantidad de personas sin empleo.

La Encuesta Permanente de Hogares del Indec en 31 aglomerados urbanos donde habitan 27,7 millones de personas, participaron del mercado de trabajo poco más de 12,9 millones, de los cuales habían logrado estar ocupadas 11,75 millones, mientras que 1,2 millones persistieron sin un empleo remunerado, en blanco o en negro.

En comparación con el trimestre previo la oferta laboral se elevó en 114 mil personas, pero la demanda, afectada por la estacionalidad negativa de la actividad agregada, por el contrario, se redujo en 143 mil. De ahí que la legión de desocupados se acrecentó en 257 mil personas, equivalente a casi 2% de la población económicamente activa.

Saldo negativo en el cotejo interanual

Las estadísticas, en términos relativos, mostraron que en el cotejo interanual la tasa de desempleo pudo sostenerse en la senda bajista, apenas una décima de puntos porcentuales, a 9,2% a 9,1% de la oferta laboral.

Sin embargo, en términos de personas involucradas, en cambio, el resultado fue negativo en 44 mil personas, porque de los 454 mil nuevos participantes del mercado de trabajo, lograron su objetivo de emplearse 410 mil.

Y dado que la serie de empleo registrado que informa el Ministerio de Trabajo, sobre un universo total país de poco más de 12 millones de personas ocupadas, dio cuenta de un sostenido aumento de la ocupación, puede concluirse que el aumento del desempleo se concentró en proporciones creciente en la franja de ocupados en la informalidad, que involucra a unas 4 millones de personas.

La extrapolación del resultado de la EPH al total país donde habitan casi 47 millones de personas, determina que la oferta total de trabajadores ascendió en los primeros tres meses de 2018 al récord de 21,5 millones personas, de las cuales pudieron emplearse 19,5 millones, con lo que 2 millones integraban la nómina de desocupados pese a que buscan activamente desempeñar una tarea rentada, como asalariado o cuentapropista.

(infobae.com)

A %d blogueros les gusta esto: