Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL DESEMPLEO AUMENTÓ AL 9% EN EL TERCER TRIMESTRE

167

 

 

La tasa de desocupación se ubicó 0,7 puntos por encima del mismo período del 2017, según informó el organismo estatal. Frente al segundo trimestre del año, sin embargo, mostró una caída de 0,6 puntos.

 

La tasa de desempleo aumentó 0,7 puntos a un 9% en el tercer trimestre de 2018, frente aigual período de 2017, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

 

En la comparación interanual, el aumento de la tasa de actividad mayor al de la tasa de empleo implicó un aumento de 0,7 puntos de la tasa de desempleo, lo que representa un aumento de casi 180 mil personas en el total de desempleados.

 

Frente al segundo trimestre del año, sin embargo, mostró una caída de 0,6 puntos. Esto significa una disminución de alrededor de 100.000 personas desempleadas.

 

En el mismo trimestre de 2017, la desocupación alcanzaba al 8,3 por ciento de la población activa.

 

El ente de estadísticas dijo los resultados del tercer trimestre del presente año, correspondientes al total de 31 aglomerados urbanos, muestran una tasa de actividad del 46,7 por ciento y una tasa de empleo del 42,5 por ciento.

 

La tasa de desocupación es de las más altas en los últimos años, aunque incomparable con décadas previas por cambios en la metodología de medición.

 

En el tercer trimestre de 2018 la tasa de empleo fue 42,5%, un aumento de 0,6 puntos contra el trimestre previo y de 0,1 puntos con respecto a un año atrás.

 

Expandiendo este resultado al total de la población, el número de empleados aumentó en alrededor de 300.000 personas frente al trimestre previo y en alrededor de 240.000 personas contra un año atrás.

 

“Este aumento en el nivel de empleo a pesar de la caída en el nivel de actividad se debe en parte a un tipo de cambio flotante como mitigador de shocks. También podría indicar que los empleadores no prevén una recesión prolongada”, explicaron en el Gobierno.

 

La tasa de actividad – aquellos empleados o que buscan empleo – se ubicó en 46,7%, el nivel más alto desde que asumió Cambiemos y un aumento de 0,3 contra el segundo trimestre y de 0,4 puntos con respecto al mismo período del año pasado.

 

“La recesión seguramente se traduzca más claramente en el futuro índice de desempleo del 4° trimestre de 2018, que es donde las empresas empezaron a ajustar, y en donde la diferencia versus el T4 del 2017 (desocupación de 7,2%) será aún más crítica”, analizó Matías Ghidini, General Manager de GhidiniRodil.

 

“Esto datos confirman que, en Argentina, este fue el peor año para el empleo en la última década. El mercado laboral local no mostraba niveles similares desde 2009 (post crisis global)”, concluyó Ghidini.

 

Para Ecolatina “no hay destrucción de empleo, pese a la recesión”

La consultora Ecolatina, en base a los datos proporcionados por el Indec, explica que si se considera la participación en el mercado de trabajo, se observa una desaceleración en el incremento de individuos que participan en el mismo, ya que la tasa de actividad se expandió en torno al 3,5% interanual desde el 4° trimestre de 2017.

 

Señala que “esto puede deberse a que en ausencia de oportunidades de empleo producto de la caída de la actividad económica, las personas se encuentran desalentadas y dejan de participar del mercado de trabajo”.

 

Por otro lado, en contraposición con la evolución de los asalariados formales que mostró la Encuesta Permanente de Hogares elaborada por el Indec (EPH) que alcanzó el 1,3% interanual, el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) reflejó que la cantidad de asalariados registrados (sumando sector público y privado) se mantuvo estable en el 3° Trimestre de 2018.

 

Esta diferencia con el dato de la EPH se debe a que este último surge de una encuesta que no abarca la totalidad del país, mientras que SIPA sí lo hace. En consecuencia, tomando como cierto el estancamiento del empleo asalariado registrado por el SIPA, la contracara del crecimiento de los ocupados (en torno al 1%), efectivamente es una expansión del cuentapropismo y del empleo informal.

 

De todos modos, Ecolatina concluye que “por el momento no se observa que la caída en el nivel de actividad haya tenido un correlato en el empleo”. Por caso, durante el 2° trimestre de 2018 la actividad cayó un 4,2% interanual y el empleo creció un 2% (+1,5% interanual según SIPA).

 

Asimismo, la contracción fue de 3,5% en el 3° trimestre del año y el empleo avanzó 1,1%. Es decir, “pese a la recesión, no hay destrucción de empleo”.

 

Sin embargo, “el ajuste en el mercado laboral impactó en el salario real, que retrocedió 2,7% en términos interanuales durante el 2° trimestre del año, ascendiendo al 9,6% durante el 3° trimestre del año”.

La tasa de desocupación se ubicó 0,7 puntos por encima del mismo período del 2017, según informó el organismo estatal. Frente al segundo trimestre del año, sin embargo, mostró una caída de 0,6 puntos.

La tasa de desempleo aumentó 0,7 puntos a un 9% en el tercer trimestre de 2018, frente aigual período de 2017, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

En la comparación interanual, el aumento de la tasa de actividad mayor al de la tasa de empleo implicó un aumento de 0,7 puntos de la tasa de desempleo, lo que representa un aumento de casi 180 mil personas en el total de desempleados.

Frente al segundo trimestre del año, sin embargo, mostró una caída de 0,6 puntos. Esto significa una disminución de alrededor de 100.000 personas desempleadas.

En el mismo trimestre de 2017, la desocupación alcanzaba al 8,3 por ciento de la población activa.

El ente de estadísticas dijo los resultados del tercer trimestre del presente año, correspondientes al total de 31 aglomerados urbanos, muestran una tasa de actividad del 46,7 por ciento y una tasa de empleo del 42,5 por ciento.

La tasa de desocupación es de las más altas en los últimos años, aunque incomparable con décadas previas por cambios en la metodología de medición.

En el tercer trimestre de 2018 la tasa de empleo fue 42,5%, un aumento de 0,6 puntos contra el trimestre previo y de 0,1 puntos con respecto a un año atrás.

Expandiendo este resultado al total de la población, el número de empleados aumentó en alrededor de 300.000 personas frente al trimestre previo y en alrededor de 240.000 personas contra un año atrás.

“Este aumento en el nivel de empleo a pesar de la caída en el nivel de actividad se debe en parte a un tipo de cambio flotante como mitigador de shocks. También podría indicar que los empleadores no prevén una recesión prolongada”, explicaron en el Gobierno.

La tasa de actividad – aquellos empleados o que buscan empleo – se ubicó en 46,7%, el nivel más alto desde que asumió Cambiemos y un aumento de 0,3 contra el segundo trimestre y de 0,4 puntos con respecto al mismo período del año pasado.

“La recesión seguramente se traduzca más claramente en el futuro índice de desempleo del 4° trimestre de 2018, que es donde las empresas empezaron a ajustar, y en donde la diferencia versus el T4 del 2017 (desocupación de 7,2%) será aún más crítica”, analizó Matías Ghidini, General Manager de GhidiniRodil.

“Esto datos confirman que, en Argentina, este fue el peor año para el empleo en la última década. El mercado laboral local no mostraba niveles similares desde 2009 (post crisis global)”, concluyó Ghidini.

Para Ecolatina “no hay destrucción de empleo, pese a la recesión”

La consultora Ecolatina, en base a los datos proporcionados por el Indec, explica que si se considera la participación en el mercado de trabajo, se observa una desaceleración en el incremento de individuos que participan en el mismo, ya que la tasa de actividad se expandió en torno al 3,5% interanual desde el 4° trimestre de 2017.

Señala que “esto puede deberse a que en ausencia de oportunidades de empleo producto de la caída de la actividad económica, las personas se encuentran desalentadas y dejan de participar del mercado de trabajo”.

Por otro lado, en contraposición con la evolución de los asalariados formales que mostró la Encuesta Permanente de Hogares elaborada por el Indec (EPH) que alcanzó el 1,3% interanual, el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) reflejó que la cantidad de asalariados registrados (sumando sector público y privado) se mantuvo estable en el 3° Trimestre de 2018.

Esta diferencia con el dato de la EPH se debe a que este último surge de una encuesta que no abarca la totalidad del país, mientras que SIPA sí lo hace. En consecuencia, tomando como cierto el estancamiento del empleo asalariado registrado por el SIPA, la contracara del crecimiento de los ocupados (en torno al 1%), efectivamente es una expansión del cuentapropismo y del empleo informal.

De todos modos, Ecolatina concluye que “por el momento no se observa que la caída en el nivel de actividad haya tenido un correlato en el empleo”. Por caso, durante el 2° trimestre de 2018 la actividad cayó un 4,2% interanual y el empleo creció un 2% (+1,5% interanual según SIPA).

Asimismo, la contracción fue de 3,5% en el 3° trimestre del año y el empleo avanzó 1,1%. Es decir, “pese a la recesión, no hay destrucción de empleo”.

Sin embargo, “el ajuste en el mercado laboral impactó en el salario real, que retrocedió 2,7% en términos interanuales durante el 2° trimestre del año, ascendiendo al 9,6% durante el 3° trimestre del año”.

A %d blogueros les gusta esto: