Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

CRISIS, DEUDA E INCERTIDUMBRE: LONGVIE SUSPENDERÁ SUS ACTIVIDADES DESDE EL LUNES EN SU FÁBRICA DE PARANÁ

156

La tradicional fábrica de cocinas Longvie había cesanteado a 26 trabajadores en octubre. El próximo lunes suspenderá sus actividades. Los empleados percibirán el 75% de sus haberes, se informó a Elonce TV. Temen nuevos despidos.

La empresa de electrodomésticos Longvie pidió este martes reestructurar las Obligaciones Negociables emitidas un año atrás porque no puede hacer frente a los vencimientos por la crisis económica. Ante esta situación, Elonce TV consultó a los empleados de la fábrica instalada en el Parque Industrial de Paraná, dado que en octubre pasado habían despedido a 26 trabajadores.

Los voceros confirmaron a este medio que la fábrica suspenderá sus actividades desde el próximo lunes. “Sólo algunos trabajadores seguirán en la planta con las tareas de mantenimiento”, se informó a Elonce TV. Mientras tanto, precisaron que durante el período que dure la interrupción de las tareas y hasta tanto los empleados inicien el período de vacaciones, percibirán el 75 por ciento de sus sueldos.

Asimismo, algunos de los trabajadores hicieron notar la incertidumbre reinante entre ellos. “Después de las vacaciones no sabemos qué ocurrirá”, dijeron, a la vez que dejaron trascender que por la información que manejan en marzo podría haber más despidos.

Mientras tanto, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), señalaron a este medio que la suspensión de actividades esta “preacordada” con la empresa y que estaban al tanto desde hace un tiempo de que esto sucedería.

Asimismo, dieron cuenta de que se firmó un acuerdo con las cámaras metalúrgicas que implica una suba salarial del 5% en febrero y 7,27% en marzo, acumulativo, al tiempo que las empresas deben hacer frente al bono de 5.000 pesos previsto por el gobierno, cuya segunda cuota debe hacerse efectiva con los haberes de enero.

Cabe recordar que hace algo más de un mes la firma dispuso reducir la planta de personal en Paraná. Frente a la crisis que se vive en el sector “decidió despedir a los solteros y a los que tienen menos años de antigüedad”.

Economía Fábrica del Parque Industrial de Paraná despidió a 26 empleados

Imposibilidad de hacer frente a los vencimientos

El presidente de la compañía, Raúl Zimmermann, escribió este martes una carta a la Bolsa para informar que la empresa iniciará conversaciones con entidades bancarias y tenedores de sus obligaciones negociables para “redefinir el perfil de vencimientos”.

Pidió iniciar negociaciones para “readecuar” los vencimientos a la capacidad de generación de fondo de la compañía, que está siendo afectada por una baja en sus ventas producto de la recesión económica.

Longvie SA es una empresa nacional que desde 1918 produce y comercializa artefactos para el hogar bajo estándares de calidad; cuenta con más de 800 personas en sus tres plantas ubicadas en Buenos Aires, Paraná y San Fernando de Catamarca en las cuales produce lavarropas, lavasecarropas, cocinas, hornos, anafes, calefones, termotanques y calefactores para el mercado interno e internacional.

Cuestión financiera

Esta empresa había emitido Obligaciones Negociables Clase IV en noviembre de 2017 .

En junio de este año Fix SCR SA Agente de Calificación de Riesgo (afiliada de Fitch Ratings) bajó a la Categoría BB+(arg) desde BBB(arg) a la calificación de Emisor y de la Obligación Negociable Clase IV de hasta $ 50 millones, ampliable hasta $ 150 millones emitidas por Longvie S.A.

La calificador le asignó perspectiva “negativa” a las ON de la compañía por el aumento del riesgo de refinanciación de pasivos que Longvie deberá enfrentar ante la actual persistencia de elevadas tasas de intereses en el mercado local y la consecuente elevada carga financiara.

Asimismo, FIX estimó que la demanda para productos de consumo discrecional enfrentará una caída real para el segundo semestre del ejercicio 2018, produciendo de este modo un impacto negativo en la generación de fondos.

Al último cierre anual, Longvie presentaba un elevado nivel de apalancamiento con indicadores financieros deteriorados consecuencia de una débil generación de Beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA, por sus siglas en inglés).

A %d blogueros les gusta esto: