Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

CRECE EN LOS TRABAJADORES ARGENTINOS LA INTENCIÓN DE CAMBIAR DE EMPLEADOR

Un informe especializado en el que participaron más de 4.700 encuestados de todo el país revela que el 33 por ciento de los trabajadores tiene intención de cambiar de empleador durante 2022. La cifra la reveló un sondeo realizado por la consultora especializada Randstad, quien apunta que cifra ligeramente superior a la registrada durante 2021 (30 por ciento), “mostrando una tendencia de alza, que se acerca hacia los valores de expectativas de cambio registrados en la pre-pandemia”, se indicó.

La consultora de recursos humanos presentó los resultados del estudio independiente sobre “imagen de entidad empleadora” (employer branding) realizado a nivel global, y que revela que 1 de cada 3 argentinos tiene la intención de cambiar de lugar de trabajo durante 2022, se indicó en el informe girado a esta Agencia.

El estudio independiente se efectuó en base a la opinión de más de 163.000 participantes en 31 mercados de todo el mundo. El informe, en el que participaron más de 4.700 argentinos de todo el país, y revela que el 33 por ciento de los trabajadores argentinos tiene intención de cambiar de empleador durante 2022, cifra ligeramente superior a la registrada durante 2021 (30 por ciento), mostrando una tendencia de alza, que se acerca hacia los valores de expectativas de cambio registrados en la pre-pandemia, se precisó en el análisis de los resultados.

Asimismo, se apuntó que al profundizar, quiénes son los más interesados en concretar un cambio laboral, revela que la población de que quienes tienen mayor inclinación a cambiar de empleador son las personas por debajo de los 34 años (41 por ciento).

Sobre estos guarismos, la CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, Andrea Ávila, afirmó: “El paso del coronavirus dejó mayor claridad en las personas respecto a sus objetivos personales y profesionales y eso repercute directamente en la valoración de su trabajo actual y en la necesidad o no de un cambio. Vemos hoy un mayor empoderamiento de la fuerza laboral que está impulsando un incremento de la movilidad y la rotación en las compañías porque las personas están más abiertas a tomar riesgos para acercarse a un trabajo más alineado a sus valores, propósito personal y que les permita un mayor equilibrio entre vida laboral y personal”.

Además de la expectativa o intención de cambio de empleador que tienen los argentinos para el futuro inmediato, el estudio de Randstad releva cada año el cambio laboral efectivamente concretado en los meses anteriores a cada relevamiento. A partir del cruce de ambos datos se desprenden interesantes hallazgos sobre en qué medida los trabajadores concretan sus deseos de cambio de trabajo.

En este sentido, comparando la expectativa a futuro de un año contra lo sucedido al año siguiente, el estudio muestra que si bien en 2021 el 30 por ciento de los encuestados afirmó que planeaba cambiar de trabajo en los meses siguientes, puede verse que solo el 10 por ciento realmente cambió de empleo de acuerdo a los resultados del relevamiento de este año, mostrando una brecha de 20 puntos porcentuales entre la expectativa y el cambio real de empleo.

Asimismo, la banda etaria de trabajadores más propensa al cambio laboral real fue la de las personas que tienen entre 25 y 34 años, ya que el 14 por ciento ha cambiado de empleo en los últimos meses.

El último punto muestra que las conexiones personales se han convertido en el canal más utilizado por quienes desean cambiar de empleo. En este sentido, el 35 por ciento de los participantes del estudio afirmó haber utilizado su red de conexiones personales a la hora de buscar un nuevo empleo, frente al 29 por ciento que optaba por esta vía hace un año. Como dato relevante, surge que son los trabajadores mayores de 34 años quienes recurrieron en mayor medida a su red de contactos para alcanzar un cambio de trabajo (43 por ciento).

Completando el top 5 de los canales más utilizados en la actualidad por los trabajadores argentinos para encontrar nuevas oportunidades laborales, se encuentran las redes sociales (31 por ciento); los portales de empleo (23 por ciento); las postulaciones espontáneas (22%) y, por último, Linkedin (20 por ciento).