Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

CALCULAN QUE DESDE 2015, LOS TRABAJADORES PERDIERON EN PROMEDIO CASI $3 MILLONES

El dato fue revelado por el Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía. El contraste con la fuerte creación de empleo.

“La caída del salario a partir de diciembre de 2015 dio lugar a una enorme transferencia de ingresos desde la clase asalariada hacia el capital. Cada trabajador perdió, desde entonces, nada menos que $2.827.731”.

Así se refirió el Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía, integrado por economistas de la Universidad de Rosario a la situación experimentada por los trabajadores argentinos durante los gobiernos de Cambiemos y el del Frente de Todos, detallando, además, que mientras que en diciembre de 2019 el salario bruto medio era de $182.956 pesos constantes o actuales, para la actualidad esa cifra había descendido a $174.437.

El informe del Mirador se vincula directamente con el elaborado pocos días atrás por la Universidad Nacional de Avellaneda – UNDAV, que detalló que desde diciembre de 2015, cuando finalizó el gobierno del Frente para la Victoria, los salarios privados perdieron 16 por ciento de poder adquisitivo, los públicos cerca de 23 y los informales alrededor de 37.

Esta perdida, sin embargo, no fue homogénea, pues el grueso correspondió al gobierno de Cambiemos, en tanto que 4 puntos de caída, en el caso de los salarios públicos, y 14 en los informales, correspondieron al gobierno del Frente de Todos, donde además solo los salarios privados sostuvieron su poder adquisitivo al subir un 0,25% hasta septiembre.

De hecho, desde el propio Mirador señalan que la caída “es el costo acumulado forjado por Cambiemos, revertido apenas parcialmente por el gobierno del Frente de Todos en un contexto de extrema vulnerabilidad económica”.

El contraste con el empleo

Si bien la caída salarial, aunque con diferente intensidad, pareciera dar cuenta una línea de continuidad entre las gestiones de Cambiemos y del actual gobierno, el análisis difiere fuertemente al analizar los niveles de actividad y empleo.

En efecto, el propio estudio del Mirador da cuenta que, tomando como base una actividad “100” para diciembre de 2015, la misma había descendido 3,5 puntos al finalizar el gobierno de Macri (96,5), pero llegó a los 103,4 en septiembre de 2022. Ligado a esto, fueron creados nuevos 700.000 puestos de trabajo registrados tras la recuperación de los perdidos en pandemia.

No es casualidad, en este sentido,que según el INDEC, con menos de un millón de desocupados hasta septiembre de 2022, la tasa de desempleo del 7,1% se ubique entre las más bajas de los últimos 20 años, lejana al 8,9% en la que la dejó el gobierno de Cambiemos.

Son, en definitiva, las dos caras de una gestión de gobierno en materia laboral, que al tiempo que logró regenerar la creación del empleo experimentada entre 2002 y 2015, no solo no revirtió, sino que en su gestión empeoró, la caída de los ingresos reales sufrida por los trabajadores a partir de ese último año. (ambito.com)

A %d blogueros les gusta esto: