Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

River aplastó a Racing y con una goleada avanzó a los cuartos de final de la Copa Libertadores

111

Con tantos de Pratto, Palacios y Borré, el Millonario superó 3 a 0 a la Academia. Los de Gallardo jugarán ante Independiente en la próxima instancia. Enzo Pérez, Ricardo Centurión y Alexis Soto fueron expulsados.

Tras la polémica decisión de la Conmebol de ignorar los reclamos de Racing por la mala inclusión de Bruno Zuculini en el partido disputado en el Cilindro, la Academia y River volvieron a verse las caras en el Monumental para dirimirse el boleto a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

La tensión que se vivió en el campo de juego se percibió desde el minuto inicial. Las combinaciones ofensivas del dueño de casa expusieron las limitaciones albicelestes y a los 11 minutos Lucas Pratto hizo delirar a los hinchas con el 1 a 0. Si bien los de Eduardo Coudet intentaron reaccionar con la velocidad de Zaracho y la calidad de Centurión, Franco Armani atentó contra los deseos académicos.

A pesar de las ausencias del Pity Martínez, Leonardo Ponzio y el propio Zuculini, Marcelo Gallardo planteó un esquema muy inteligente amparado en la experiencia de Enzo Pérez y la visión de Juan Fernando Quintero. Además, el prematuro gol le dio la tranquilidad necesaria para apostar por las contras ideadas por Nacho Fernández.

Como si los protagonistas de Racing no supieran la importancia del encuentro, en un tiro libre a favor nació el segundo tanto de la Banda. La pésima ejecución de Nery Cardozo le permitió al dueño de casa encaminar la clasificación. La diferencia en el ritmo y la intensidad fue el factor determinante para que Exequiel Palacios estire la diferencia. Otra de las razones del 2 a 0 se remitió a los planteos de los entrenadores: el mensaje del Muñeco fue completamente opuesto al de Coudet.

Como durante el primer tiempo River fue muy superior a Racing, el Chacho reemplazó a Nery Cardozo por Guillermo Pol Fernández en el entretiempo. El desesperado intento de revertir la pobre producción expuso el pésimo encuentro que disputó el ex volante de Boca. De todos modos, los de Núñez mantenían un margen amplio para controlar las acciones y extender la ventaja en lo que se percibía una goleada histórica.

El patrón estaba claro: Racing tenía posesión, pero carecía de ideas y circuito ofensivo. River, en cambio, esperaba con paciencia y lastimaba de contragolpe ante la vulnerable defensa albiceleste. La inteligencia del técnico del Millonario volvió a imponer a su equipo como candidato al título.

La victoria se transformó en goleada después de un tiro de esquina capitalizado por Borré. El 3 a 0 fue una escasa muestra de lo que sucedió en la cancha dado que la producción de River fue aplastante sobre un rival que nunca estuvo a la altura.

La provocación de Enzo Pérez, hacia Ricardo Centurión, con la frase “pisala ahora” generó el caos copero. La reacción del ex Boca, quien intentó golpear al volante con pasado en la Selección, opacó el espectáculo.

El paraguayo Mario Díaz de Vivar expulsó correctamente a ambos, pero los gestos del hombre de Racing al retirarse de la cancha aumentaron los niveles de violencia. Con el recuerdo de los 4 goles del Xeneize en el Superclásico, el atacante se fue escoltado por la policía y enterró su trayectoria, dado que es muy probable que sus propios hinchas les recriminen su actitud el próximo domingo en Avellaneda.

La roja de Alexis Soto por doble amarilla ni siquiera será una excusa para Coudet. En el cierre de 10 contra 9, el Millonario forjó su chapa de candidato, aunque deberá resolver quién jugará frente a Independiente en la próxima fase. Sin Zuculini, ni Enzo Pérez, Leo Ponzio tendrá su lugar garantizado en la mitad de la cancha.

A %d blogueros les gusta esto: