Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

ARDE INDEPENDIENTE: FURIA DE LOS HINCHAS, INCIDENTES Y SUSPENSIÓN DEL PARTIDO CONTRA ATLÉTICO DE TUCUMÁN

Tras la asamblea, los simpatizantes del Rojo se expresaron con tranquilidad pero luego explotaron de furia contra la policía que los reprimió y se produjo una batalla. Moyano se retiró custodiado.

El encuentro que debían disputar mañana Independiente y Atlético de Tucumán en Avellaneda por la décima fecha de la Liga Profesional de fútbol fue suspendido tras unos incidentes que protagonizaron hoy hinchas del «Rojo» que reclamaban elecciones anticipadas en el club en cercanías de la sede social de la entidad.

Los disturbios y enfrentamientos entre simpatizantes y la Policía bonaerense se produjeron cuando se votaba en la sede de la institución el Presupuesto 2022-2023, en una reducida Asamblea convocada por la Comisión Directiva que preside el dirigente sindical Hugo Moyano.

Tras los incidentes, autoridades de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE) entendieron que no estaban dadas las condiciones de seguridad para que Independiente y Atlético de Tucumán jueguen mañana en Avellaneda, por lo que resolvieron la suspensión del partido.

De este modo, el «Rojo» escribió este viernes una de las páginas más oscuras de su historia, después de que hinchas del club manifestaran su furia contra la dirigencia en cercanías de la sede y se enfrentaran con la Policía, lo que derivó en la postergación del encuentro previsto para las 18 de este sábado en
el estadio Libertadores de América-Ricardo Bochini.

En medio de los disturbios sobre la avenida Mitre, efectivos policiales arrojaron gases lacrimógenos y dispararon balas de goma contra los simpatizantes del «Rojo» exaltados, en tanto Moyano se retiró custodiado del club.

La fecha de las nuevas elecciones en la institución podría quedar resuelta en cuestión de días, ya que está previsto que la Comisión Electoral se reúna el próximo 27 de julio para discutir este asunto, en medio de un contexto sumamente complicado para Independiente también en el plano deportivo.

El conjunto de Avellaneda atraviesa un presente para el olvido: en el campeonato local, el «Rojo» viene de perder 2-1 frente a Defensa y Justicia como visitante y acumula cinco encuentros sin triunfos, de los cuales cuatro fueron derrotas.

En medio de este escenario, la dirigencia llevó a cabo una Asamblea para aprobar el Presupuesto 2022-2023, mientras fuera del club se producía una manifestación de hinchas autoconvocados que terminó con incidentes con la Policía.

Con la presencia de Moyano, acompañado por el secretario general Héctor «Yoyo» Maldonado, entre otros dirigentes, Independiente cumplió con la formalidad de darle el visto bueno a sus previsiones presupuestarias para el período institucional del 1 de julio de 2022 al 30 de junio de 2023. Apenas un centenar de socios afines al oficialismo participaron del acto.

Desde temprano se dispuso una fuerte presencia policial en la sede del «Rojo», en la avenida Mitre 470, en un operativo que incluyó la instalación de un vallado de contención, a la espera de la llegada de los hinchas. Incluso el tránsito debió cortarse.

Con el correr de los minutos, la tensión aumentó a tal nivel que se desencadenó un feroz cruce entre la gente y la Policía, que en varias oportunidades lanzó balas de goma.

De hecho, varios hinchas terminaron heridos y fueron trasladados a diversos centros de salud. También se reportaron uniformados lastimados y se produjeron detenciones.

En una verdadera batalla campal, que duró casi una hora, la Policía fue atacada a pedradas y golpes por hinchas del «Rojo», que también provocaron algunos pequeños incendios y rompieron varios autos y carteles en la vía pública.

Como saldo de todo este lamentable episodio, al menos cuatro policías terminaron heridos y dos simpatizantes, detenidos.

De todos modos, éste no fue el único suceso de la tarde, ya que la dirigencia liderada por Moyano tuvo un cruce con camarógrafos de televisión y varios periodistas a los cuales no dejaron ingresar a la Asamblea, en la que dijeron presente, además del líder camionero y Maldonado, el tesorero Atilio Bouza y el dirigente Daniel González.

Posteriormente, los directivos, incluido el presidente, debieron abandonar el gimnasio -lugar en el que se desarrollo la junta- custodiados por los efectivos policiales.

A su vez, y en lo que significa un dato no menor, los mencionados dirigentes debieron guardar sus vehículos dentro del establecimiento, algo inédito.

Esto se suma a los incidentes del último fin de semana, cuando Independiente enfrentó como local a Rosario Central y los hinchas se manifestaron durante y después del partido contra la actual dirigencia de la entidad. (NA)