Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

SAUCE DE LUNA: SE PROFUNDIZA LA PELEA ENTRE DOS “CORRELIGIONARIOS” DE JUNTOS POR EL CAMBIO

1.214

La transición en Sauce de Luna fue conflictiva y eso que fue entre correligionarios radicales. Por pedido del nuevo presidente municipal, Pablo Soreira, el HCD declaró el «estado crítico» en que dejó el municipio su antecesor, Oscar Aliano, que ahora es concejal.

Después de un largo debate de más de cuatro horas llevado a cabo en una sesión extraordinaria este domingo por la noche, el Concejo Deliberante de Sauce de Luna sancionó por unanimidad una ordenanza que declaró el «estado crítico en materia fiscal, presupuestaria y administrativa” del municipio, tras un proyecto que había enviado el intendente Pablo Soreira (Cambiemos), ante «la falta de crédito presupuestario para poder hacer frente al pago de las obligaciones salariales del mes de diciembre».

Lo llamativo del caso saucense es que la ordenanza se da luego de una transición traumática entre dos intendentes, el saliente y el entrante, pertenecientes al mismo sello político, la alianza Cambiemos, e incluso a la Unión Cívica Radical. El nuevo jefe comunal Soreira había denunciado a su antecesor, Oscar Aliano, ante el Tribunal de Cuentas por haber aumentado la planta permanente hasta 60% y por «irresponsabilidad fiscal».

Una vez asumido el mando, el nuevo intendente ordenó una readecuación presupuestaria, que quedó sujeta (ad referendum) a que la apruebe una ordenanza del Concejo Deliberante, que transfirió partidas de Capital a Gastos Corrientes para poder pagar los sueldos de diciembre al personal municipal.

Además, este lunes pagó el medio aguinaldo de fin de año, adelanto de sueldo y además «obsequió», según lo anuncia la prensa oficial, un bono de mil pesos, al personal Jornalizado y Contratado de obra. La entrega, según lo difundió el municipio, fue en mano por parte del propio Soreira.

Otro detalle llamativo de la situación en Sauce de Luna es que el intendente saliente, el que habría dejado el «estado crítico» en las cuentas comunales, Oscar Aliano, ahora es concejal. Aliano había reemplazado en el Ejecutivo en 2017 a Jorge Lacoste, quien asumió aquel año su banca en la Cámara de Diputados de la Nación. En las internas locales de Cambiemos de abril, el ahora ex intendente encabezó la lista de concejales de uno de la candidata derrotada, Mariana Fontana. Aliano integró luego, en las generales, la lista de Soreira para el HCD, en tercer lugar.

El ex intendente y ahora concejal aprobó este domingo por la noche la ordenanza que declaró el estado crítico del municipio, que él habría provocado según su sucesor.

El debate de la ordenanza incluyó un informe que envió Soreira sobre la «abultada deuda flotante que dejó la anterior gestión», que asciende a $8.285.363,58, más $934.854,55 de «cheques sin fondos acreditados en cuenta» y la que se mantiene con el personal del Instituto de Educación Superior, que «aún no pudo ser determinada por falta de información», advierte un comunicado de la intendencia.

En los considerandos del proyecto Soreira aseguró que de la documental contable recibida por parte de la gestión Aliano «surgen inconsistencias que no permiten establecer con precisión la deuda flotante» que habría dejado el ahora concejal. Además, un informe del Contador y del Tesorero Municipal sobre el estado del Tesoro al 10 de diciembre mostró un saldo negativo de $1.171.197,55 en la cuenta del banco Nación y de la deuda con Enersa por $3.854.146,54.

El ex intendente Aliano, ahora desde el Concejo Deliberante, rechazó las acusaciones de su sucesor y se defendió. En las redes sociales, Aliano definió como «malicioso» el decreto de Soreira que acusó el estado en que recibió el municipio, ya que según el actual edil sólo quiso «poner en situación comprometida a funcionarios que en estos dos años han realizado un trabajo prolijo, claro y transparente».

Aliano afirmó que «sólo bastó una mañana para entregar toda documental de cuentas, inventario, detalle de las obras realizadas y en construcción» y desafió a Soreira a no «profundizar la grieta de lo que tanto se habló el día de la asunción».

El actual concejal insistió en que dejó el Ejecutivo con «reservas suficientes en caja», y precisó que fueron «más de $800.000 más la coparticipación que se recibe diariamente, a la fecha $1.607.458», todo esto «sin tener en cuenta la Recaudación diaria por Tasas y otros tributos (que) a la fecha en estos 10 días suman las cuentas entre $2,5 a $3 millones.