BORDET RECIBIÓ A INTENDENTES REELECTOS

El gobernador Gustavo Bordet recibió a los intendentes de San José, Gustavo Bastian; de Feliciano, Damián Arévalo; y de Aldea San Antonio, Mauro Díaz Chávez, quienes fueron reelectos. Analizaron la situación nacional, provincial y local, y planificaron el trabajo para los próximos cuatro años.

Tras el encuentro, que tuvo lugar en el Centro Provincial de Convenciones, Bastian comentó que «vinimos a hacer un balance del trabajo que hemos realizando durante la gestión que nos tocó gobernar junto a nuestro gobernador. También de lo que fue la post elección, los resultados que dejaron en cada una de nuestras localidades, en la provincia y en la Nación».

Agregó que también hablaron «del desafío que tenemos por delante como intendentes con responsabilidades para administrar los recursos de nuestras comunidades y del panorama que se abre con las decisiones que se están tomando a nivel nacional, que se van a tomar a nivel provincial y cómo estamos parados frente a eso».

Por su parte, el intendente Arévalo señaló que «coincidimos en la reunión en la preocupación por el futuro, no tanto por el gobierno provincial que uno conoce las líneas y las políticas públicas que desea implementar, pero tenemos una preocupación por cuáles van a ser las políticas públicas que finalmente se van a aplicar desde la Nación y que bajan a la provincia y a nuestros municipios». «Esto nos abre un panorama de gran incertidumbre y quisimos exponer cada una de nuestras preocupaciones y planificar para el futuro», explicó.

A su turno, Díaz Chávez añadió que «hicimos un balance de lo que fueron estos cuatro años, en mi caso ocho ya que fui funcionario de su primer gobierno, con la idea de trabajar lo que viene hacia adelante. Es una situación atípica que creo que en la historia no se había dado de tener un signo político nacional, uno provincial distinto y otro en los municipios».

En ese sentido, consideró que «como generación también tenemos un desafío importante, que es llevar adelante la gestión estos cuatro años, conformar la Liga de Intendentes y establecer relaciones con el gobierno que venga para defender lo que se ha hecho durante estos años y trazar un eje de políticas públicas que terminen resolviendo los problemas de nuestras localidades. Trabajarlo en conjunto con los intendentes, con los legisladores y también poder entablar esta relación como opositores en los próximos cuatro años. También contando con el apoyo del gobernador que va a asumir como diputado nacional». (dgip)