La 12ª generación de las iGPU de Intel promete superar con creces al Iris Pro P580

191

La duodécima generación de las iGPU de Intel prometen dar un enorme salto cualitativo con el fin de sentar las bases de la tecnología que será utilizada en las gráficas dedicadas, si bien es importante tener en cuenta que la estrategia de la compañía apunta al muy largo plazo, por lo que no es de esperar que las primeras generaciones de las Intel Xe compitan con AMD y NVIDIA.


Como ya comentamos en una ocasión anterior, a lo largo de las generaciones de procesadores Intel Core la compañía con sede en Santa Clara se ha centrado en mejorar el rendimiento de sus aceleradores gráficos sin introducir cambios revolucionarios, mostrando a las claras que su público objetivo eran aquellos que no necesitaran de mucha potencia a nivel de GPU (usuarios básicos que no juegan o programadores que no trabajan con gráficos 3D avanzados, por poner dos ejemplos). Sin embargo, tras la llegada Raja Koduri, se empezó a realizar un rediseño de EU ISA, el conjunto de instrucciones para la ejecución de un bloque de la arquitectura de Intel (unidad) para el procesamiento de gráficos, para sentar las bases de la gráficas Intel Xe.

Ahora, gracias a TechPowerUP, nos enteramos que en CompuBench han probado un chip gráfico no identificado de la duodécima generación de las iGPU de Intel, mostrando la cantidad de unidades de ejecución es de 96. Esto supone un salto importante con respecto al Iris Pro P580 y al UHD 630, que cuentan con 72 y 24 unidades de ejecución respectivamente.

El procesador gráfico probado mejora en un 33% la cantidad de unidades de ejecución con respecto a la que era hasta ahora la mejor iGPU lanzada por el gigante del chip al mercado. Si a esto se suman otros cambios como los mencionados en el segundo párrafo, la mejora total en el rendimiento podría alcanzar el 40%, aunque todavía es pronto para afirmar nada en firme en este sentido. Sobre la frecuencia, el acelerador gráfico probado por CompuBench ha alcanzado los 1,1GHz, la misma que el Iris Pro P580 en modo turbo.

Como ya hemos dicho, todavía es pronto para afirmar nada, aunque todo apunta a que la duodécima generación de las iGPU de Intel supondrá un salto cualitativo enorme dentro del catálogo de soluciones de la compañía orientado al procesamiento de gráficos.