Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Se optimizó el servicio de Neonatología del hospital San Roque de Paraná

186

El área, refuncionalizada bajo estándares internacionales, cuenta con mejoras que impactan en la bioseguridad de los pacientes y en las condiciones laborales de quienes allí se desempeñan.

Luego de cuatro meses de trabajo, en los que el servicio de Neonatología del hospital Materno Infantil San Roque de Paraná debió trasladarse internamente para mantener la prestación, concluyeron las obras de acondicionamiento del área que fueron desarrolladas íntegramente con recurso humano del hospital.

La jornada, en la que además se le entregó una placa al doctor Mario Bevilacqua en reconocimiento a su trayectoria al frente del servicio, fue presidida por la ministra de Salud, Sonia Velázquez; la esposa del gobernador Gustavo Bordet, Mariel Ávila, y el director del hospital, Marcelo Itharte.

La ministra de Salud, Sonia Velázquez, expresó: “Vinimos a acompañar la puesta en valor del servicio de la unidad de terapia intensiva neonatal (UTI), que es de alta importancia para este efector y requiere del respeto de normas de bioseguridad para cumplir con las condiciones neonatales esenciales. En ese sentido cabe decir que esta área hoy satisface las observaciones que hicieron oportunamente la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia y la Organización Panamericana de la Salud”.

La ministra destacó: “El recurso humano es excelente, con una capacidad y experiencia que son reconocidos a nivel nacional, y un tema que teníamos que emprender era el acondicionamiento del espacio para estar a la altura de las circunstancias, que fue un desafío muy importante que se pudo concretar y hoy está a la vista”. Y agregó: “Sabemos que es un servicio de referencia provincial y recepciona derivaciones permanentemente por lo que las reformas efectuadas van a contribuir a la atención pero además a la disminución de la morbimortalidad neonatal”.

Por su parte el subsecretario de Redes Integradas de Servicios de Salud, Guillermo Zanuttini, manifestó que esta última etapa “significó luego de muchos esfuerzos, observaciones de auditores, consultores externos y asistencias técnicas que ha atravesado este sector, tenerlo nuevamente habilitado en mejores condiciones: contemplando la refacción edilicia, adecuación del equipamiento y la reestructuración de los recursos humanos necesarios para poder cumplir con las competencias asignadas”.

En tanto, Mariel Ávila destacó el recurso humano porque “el área nunca dejó de funcionar mientras duró la obra, sino que siguió en actividad en otro espacio, con todo lo que eso implica. Pero está la voluntad y la pasión que le ponen los profesionales para que esto siga funcionando”. Además, dijo: “Hoy tenemos la estructura pero el alma la ponen los médicos, las enfermeras, todo el recurso humano que trabaja aquí que es muy valioso y lo quiero resaltar”.

Ávila también destacó el “trabajo realizado por el personal de mantenimiento del nosocomio ya que todo fue ejecutado con manos propias entrerrianas sin necesidad de licitaciones privadas”. Por último, aseguró: “Vamos por más, vamos por la sala de espera para pacientes y familiares del sector de oncohematología, que responde a una demanda planteada al gobernador hace dos años. Estamos cumpliendo con las cosas que el hospital necesita y a través de un trabajo en red con asociaciones, fundaciones, o ciudadanos que se acerquen y formen parte. De eso se trata, de que el ciudadano sea parte y trabaje con el Estado para llegar a brindar una salud pública como los entrerrianos se merecen”, concluyó Ávila.

A su turno el director del hospital, Marcelo Itharte, agradeció a su antecesor Walter Luchetti, quien inició las gestiones durante su conducción al frente del hospital y señaló: “Hemos contado con el apoyo del Ministerio de Salud y la gobernación, por lo que se pudieron concretar estas reformas con recursos provinciales y del Programa Sumar. Es una obra muy importante que tiene que ver con las condiciones neonatales y maternas para la atención adecuada tanto de la mamá como del niño”. Cabe citar que al término del acto formal, las autoridades recorrieron los distintos servicios y otros sectores en obra.

Obras realizadas

A partir de un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de 2016, que indicaba la importancia de actualizar los sistemas de refrigeración y calefacción, desde la cartera sanitaria se determinó la necesidad de avanzar con dicha renovación y, en paralelo, concretar una serie de mejoras en el espacio.

De esta manera se pintaron las paredes con material apto para resistir la limpieza y desinfección, atendiendo a que de este modo se aporta una solución higiénica que evita la instalación de microorganismos. También se reemplazaron pisos en el sector de internación y el área de circulación principal; se renovaron los espacios de descanso de los médicos de guardia, (donde se cambió el aire acondicionado, se retiró un viejo calefactor y se hizo la renovación completa del revestimiento y sanitarios del baño); se adecuó el espacio con mesada y se pintó el área de formación de los médicos residentes, donde además se reemplazaron los calefactores. Por último se instalaron calefactores nuevos y renovaron las mesadas en el espacio de lactancia materna propiciando un lugar adecuado para la extracción de leche.

Presencias

Participaron además del evento la responsable de la dirección de Salud Materno Infanto Juvenil, Karina Silva; así como los jefes de los servicios de Neonatología y Terapia Intensiva, José Luis Casco y Roberto Ariel respectivamente junto al ex director del nosocomio, Walter Luchetti; personal profesional, de enfermería y de servicios generales del hospital. (dgip)

A %d blogueros les gusta esto: