Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

FINALMENTE ES LEY EL PERDÓN DE DEUDAS A EMPRESARIOS DE TERMAS

218

El Senado le dio sanción definitiva por unanimidad al polémico proyecto que condona a los concesionarios la deuda que mantienen con el Ente Regulador provincial en concepto de canon mensual. La cifra podría llegar a $50 millones.

El Senado convirtió en ley este jueves la condonación a los concesionarios de la explotación del recurso termal en la provincia de la deuda que mantienen con el Ente Regulador de los Recursos Termales de Entre Ríos (ERRTER) en concepto de canon mensual que debería cobrar dicho organismo “por el uso y/o extracción de dicho recurso” que es parte del dominio público del Estado Provincial.

Los legisladores, después de tratar el tema en comisión, decidieron avanzar con el proyecto sin introducirle modificaciones. El senador de Paraná, Raymundo Kisser (Cambiemos), pidió el tratamiento sobre tablas. Él mismo recordó que el tema tenía ya un tiempo importante en la comisión y reconoció que “ha generado mucha controversia, porque se trata de la condonación del canon”, pero indicó que “hay que encontrar una solución”.

Semanas atrás los senadores de Cambiemos obtuvieron una respuesta favorable por parte del gobierno provincial a su condición para aprobar la ley. Se reunieron con la ministra de Gobierno, Rosario Romero, y acordaron la modificación de la fórmula que determina el canon que deben pagar los empresarios.

Kisser reconoció la importancia del decreto del Ejecutivo entrerriano que cambió la fórmula para calcular el canon. Uno de los elementos de la fórmula anterior era la tarifa eléctrica, que, por medidas tomadas desde el Estado Nacional, creció exponencialmente, llevando el costo por la explotación a niveles difíciles de afrontar, según los argumentos empresariales para no saldar sus deudas con el ERRTER..

“Se ha acumulado una deuda millonaria”, expresó el radical paranaense, agregando críticas al ente regulador que “no se ocupó de cobrar” y lamentó la falta de actuación del organismo.

“Este ente termal que debería funcionar en Concepción del Uruguay, cuando preguntamos a los empresarios que explotan las termas, si han tenido una visita, inspecciones, nos dijeron que hasta desconocían quienes eran los funcionarios”, lanzó Kisser.

El senador de Gualeguaychú, Nicolás Mattiauda (Cambiemos) apuntó al ente regulador, fustigando con dureza y estimando que hay una “falta grave por parte de los funcionarios responsables, que se podría encuadrar en incumplimiento de los deberes asignados, que ha generado un grave perjuicio al Estado”.

El legislador del PRO fue más allá: mostró una postura contraria a la existencia del Ente y propuso su disolución. También requirió que si continúa, sea con otros funcionarios .

Mattiauda alertó que la iniciativa configura un mal antecedente, porque podría impulsar a otro tipo de empresas a pedir acciones similares en su favor.

También se expresó en el recinto el senador de Colón, el vecinalista Pablo Canali (unipersonal), que dijo tener “sensaciones encontradas, ya que la condonación tiene connotaciones extrañas” y recordó que no todos los entes que explotan y administran las termas están conformados de la misma manera.

Reveló a sus pares que el ente termal no tiene ningún tipo de acción directa sobre la marcha del turismo termal y pidió al gobierno provincial cambiar su visión sobre quien tiene que administrar el tema, lo que podrían hacer otras oficinas estatales que ya están funcionando y con ello se podría lograr un ahorro importante.

“Si no exigimos medidas de protección ambiental concreta y permitimos perforaciones indiscriminadas tendremos problemas”, advirtió el colonense Canali.

“No tiene sentido condonar si no se encara como política de estado el turismo termal, que ha crecido de manera no planificado en forma exponencial”, sostuvo y mencionó la importancia que tiene para el análisis y planificación los estudios realizados por el Consejo Federal de Inversiones (CFI), con claras recomendaciones sobre el uso del recurso termal y protección ambiental.

Reveló que acompaña la ley porque algunos municipios cuentan con el poder dinamizador del turismo para sostenerse y volvió a pedir un plan de desarrollo a largo plazo con un cuidado concreto del acuífero, buscando contar cuanto antes con un sello verde, “porque con eso ganamos todos, es un plus que atrae turistas”.

El proyecto de los ¿$32? millones

En el proyecto que ahora será girado al Poder Ejecutivo se determina que la condonación de deuda operará sobre todos aquellos cánones liquidados y devengados por el uso y/o extracción de aguas termales provinciales a los sujetos imponibles, siempre que esa deuda fuera anterior a la vigencia de esta iniciativa.  El proyecto tenía media sanción desde agosto de 2017.

Según cálculos de junio del año pasado, previo a su media sanción, los complejos termales de la provincia adeudaban en concepto de canon al menos 32 millones de pesos. Sin embargo, el senador Kisser no dudó en estimar en la sesión de este jueves que la deuda alcanzaría los 50 millones de pesos.

Las deudas de los principales complejos, a junio de 2017, atento a que hay complejos de explotación estatal, privada y mixta, según publicó Análisis Digital, son las siguientes:

-Termas Federación: $8.554.077,35

-Vertientes de la Concordia: $3.811.599,11

-Termas del Ayuí (Concordia), Punta Viracho (Concordia): $2.723.106,21

-Village Termal (Concordia), y Concordia H2O (Concordia), Villa Zorraquín (Concordia): $1.344364,90

-Termas Chajarí: $1.351.894,05

-Termas Villa Elisa: $1.868.407,29

-Termas San José: $1.414.634,00

-Termas María Grande: $1.484.111,25

-Victoria del Agua: $1.304.708,77

-Termas La Paz: $2.074.667,87

-Termas del Gualeguaychú: $1.216.506,42

-Termas del Guaychú: $1.266.922,46

-Termas Concepción: $1.138.545,47

-Termas Villaguay: $1.054.581,94

-Termas Basavilbaso: $1.189.399,81

A %d blogueros les gusta esto: