Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LA OPOSICIÓN Y LA JUSTICIA RECHAZAN LA IDEA DEL GOBIERNO DE SUSPENDER LAS PRIMARIAS

174

Adrián Pérez reconoció que sólo con un gran acuerdo político sería posible suspenderlas.

El secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, volvió a insistir este jueves con la suspensión de las PASO, pero reconoció que no es posible instrumentar esa modificación de las leyes electorales por decreto, si no hay un gran acuerdo político, algo que en este momento no aparece en el horizonte.

El peronismo rechaza esa posibilidad, como lo dejó claro este mismo jueves desde San Juan su candidato a presidente Alberto Fernández. Y no sólo eso, según pudo saber LPO, la idea de eliminar por decreto las primarias no pasaría el filtro de la Cámara Nacional Electoral.

Para Pérez se trata de «una gran encuesta nacional muy cara» porque «los partidos presentan una lista única y el objetivo de las PASO de dirimir las internas no se produce». Alberto Fernández opinó que esa «es una visión de porteños, que no se dan cuenta que en las provincias debajo del nivel de presidente hay muchas competencias entre candidatos».

En rigor, el globo de ensayo del macrismo parece estar motivado por la preocupación que genera en la Casa Rosada la posibilidad de un mal resultado en agosto, en el que el presidente Macri quede muy por debajo de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y esto los deje en una posición de debilidad para la primera vuelta de octubre, favoreciendo la apuesta del peronismo por ganar en primer vuelta.

Es que el PJ apuesta a convertir las primarias en la primera vuelta y la primera vuelta en un ballotage de 45 puntos porque sabe que la oportunidad de Macri está en llegar a la polarización extrema de la segunda vuelta, donde es necesario sumar más del 50 por ciento de los votos.

Al gobierno parece preocuparle la posibilidad de que Macri quede muy por debajo de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en las primarias y que este resultado alimente la estrategia de unidad del peronismo para liquidar la elección en la primera vuelta.

La idea del gobierno no es nueva y ya la había explorado antes de las primarias de 2017. En ese momento no consiguió los apoyos suficientes para avanzar, una situación similar a lo que podría ocurrir ahora. Es que por tratarse de una ley electoral no sólo no se puede modificar por decreto, sino que además es necesario una mayoría agravada en el Congreso para realizar cambios, muy lejos de los votos que hoy tiene el oficialismo.

El gobierno intentó acercamientos con la Cámara Nacional Electoral pero desde el máximo tribunal electoral rechazaron la idea. Si el gobierno intentara avanzar por decreto ante cualquier presentación de la oposición, la CNE lo rechazaría y desde la Corte Suprema respaldarían esa decisión. «Modificar leyes electorales por decreto es inconsitucional y eso lo sabe hasta un alumno de primer año de derecho», afirmaron a LPO fuentes judiciales.

«El sentido que tuvo la ley era que la ciudadanía pudiera participar de una interna abierta para dirimir los candidatos de las fuerzas políticas. Cuando hay listas únicas, indudablemente se pierde el sentido original que tuvo esta ley», insistió Pérez.

El funcionario aseguró que las PASO se llevan aproximadamente el 40% del presupuesto destinado a las elecciones de 2019 que es de casi 10 mil millones de pesos. Pérez había tenido a su cargo la redacción de una reforma política que nunca pasó el filtro del Congreso.

«Cuando hicimos el planteo, no tuvimos consenso. Las leyes electorales requieren una mayoría especial. Desde el Gobierno se planteó la posibilidad de revisar (las PASO) y ahora tiene mucho sentido. No hay competencia, las listas son únicas, actúan casi únicamente como una gran encuesta nacional», concluyó, reconociendo al mismo tiempo que el gobierno está planteando una reforma para la que no tiene ni el consenso ni los votos. (LPO)

A %d blogueros les gusta esto: