Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LA OPOSICIÓN PREPARA UNA SESIÓN PARA PEDIR QUE BAJEN LAS CUOTAS DE LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS

118

Sería el 24. Hay tres proyectos que impiden aumentos mayores a los salarios. Ivan Kerr se negó a dar el debate en comisiones.

La oposición negocia una sesión especial para el miércoles 24 de abril con un temario acotado a los proyectos de ley que limitan el aumento de las cuotas de los créditos hipotecarios.

Asociaciones de deudores reclamaron al Congreso medidas para protegerlos de estos incrementos y en su última visita a la comisión de defensa de los derechos de usuario y consumidor advirtieron sobre los primeros pedidos de desalojo y el agresivo aumento de la deuda acumulada.

El Gobierno, a través del diputado Eduardo Amadeo, negó que tuvieran un problema grave, porque con el aumento del valor del dolar la cotización de las propiedades en pesos subió mucho y por lo tanto los deudores son más pudientes.

“Le contesté que la devaluación nos trajo pérdida de poder adquisitivo, pero insistió en que somos más ricos que antes”, relató el santafesino Diego González, uno de los deudores autoconvocados.

González contó anécdotas curiosas, como cuando técnicos del Banco Nación aceptaron recibirlo en carácter informal para que no haya registros de haber abordado el problema.

Por carta, el martes se negó a asistir a la Comisión Ivan Kerr, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda. Adujo “cuestiones de agenda”.   Y como ningún diputados de Cambiemos quiso participar de los debates, la oposición quiere continuar la reunión en el recinto, donde de todos modos los proyectos necesitan dos tercios para aprobarse si no tienen dictamen de comisión, un número imposible de alcanzar sin los oficialistas en sus bancas.

El Gobierno niega que haya incapacidad de pago de los deudores y hasta los acusa de enriquecerse. Por eso pisó todos los proyectos para bajar las cuotas.

El foco está puesto en los créditos bajo la modalidad UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) o UVI (Unidades de Vivienda),  índices que define el monto de las cuotas en función del costo de la construcción, o sea, jamás está por debajo del costo de vida.

De hecho, en 2019 subieron un 45,4%, casi lo mismo que la inflación (47%), pero más de 15 puntos que el promedio de los acuerdos salariales en partiarias.

El sistema prevé para esos casos aplanar las cuotas estirando el plazo de pago, pero la opción no es tentadora para los deudores porque el capital adeudado, a su vez, crece junto a la cotización de las UVAs.

O sea, la combinación de variables puede convertir los créditos en costosos y eternos, como en su momento advirtió Carlos Melconian, cuando era presidente del Banco Nación. “En un año pasamos a deber un auto nuevo”, explicó Sivlana Soria, autconvocada de La Plata, donde presionan además para sancionar una ley en la Legislatura bonaerense.

En Diputados hay tres proyectos en carpeta. El primero es de Marco Lavagna, del Frente Renovador, que propone crear un fondo compensador con “una fracción” de las cuotas que los deudores le pagan a los bancos.

Y utilizarlo para que en ningún caso la relación de la cuota con los ingresos sea superior al del inicio del crédito, que hace dos años llegaba a representar menos que el valor de un alquiler para la misma propiedad.

Lavagna lo presentó en noviembre de 2017, con los créditos UVA en su pico de demanda, y llegó a plantearlo en un plenario de comisiones ante el entonces subsecretario de Finanzas Leandro Cuccioli, quien prometió estudiarlo pero nunca respondió y luego asumió como titular de la AFIP.

El diputado salteño Andrés Zottos, de Argentina Federal propone que las cuotas nunca excedan el 30% del ingreso familiar y el Estado absorba la diferencia. Y pide suspender las ejecuciones hipotecarias como ocurrió en la crisis de 2002 y motivó a muchos Bancos a pisar por muchos años sus carteras crediticias.

El otro proyecto es de Marcela Passo, del Frente Renovador y presidenta de la comisión de defensa del consumidor, que prohíbe aumentar las cuotas por encima del incremento del Coeficiente de variación salarial (C.V.S.).

Y para cuando las UVAs crezcan por encima de los sueldos, propone saldar a las entidades financieras con un fondo fiduciario, creado con un porcentaje de las utilidades del Banco Central.

Al Gobierno no le cierra ningún esquema, por temor a alentar a una ola de impagos capaz de desestabilizar el sistema financiero, y por eso Luciano Laspina cajoneó los proyectos en la Comisión de Presupuesto. Una mayoría opositora, en el recinto, lo podría obligar a abrirla. (LPO)

 

A %d blogueros les gusta esto: