Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LA CGT CUESTIONÓ DURO AL GOBIERNO, PERO EVITÓ ANUNCIAR NUEVOS PAROS

94

Los jefes de la central pidieron «acciones inmediatas para frenar la decadencia» económica en el país.

Los jefes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, cuestionaron duramente al gobierno nacional, le reclamaron «acciones inmediatas» para paliar la crisis económica, pero también evitar dar pistas sobre si habrá nuevas medidas de fuerza.

En una conferencia de prensa brindada este miércoles en el Salón Felipe Vallese de la CGT, los líderes de la central y otros dirigentes como Gerardo Martínez, Julio Piumato y Andrés Rodríguez celebraron la adhesión al paro, que consideraron «muy importante». «La contundencia de la medida quedó demostrada en las capitales de la Argentina con fotografías de ciudades desiertas», aseguró Daer.

«El movimiento obrero reitera el pedido a las autoridades para que tomen acciones inmediatas que logren frenar esta caída, y decadencia social y económica en el país», lanzó el ex diputado nacional en el pasaje más duro de la conferencia. Luego, Daer aseguró que «un sector mayoritario del pueblo argentino se sumó a la convocatoria de la CGT para reclamar medidas urgentes de rectificación de las políticas económicas que fueron erosionando toda la economía».

«Los índices nos dan la peor perspectiva de futuro: el 50% de nuestros niños están en situación de pobreza», disparó el titular de Sanidad. «Queremos ratificar el rumbo que ha tomado esta Confederación General del Trabajo en ir siempre en busca de un camino que resuelva los temas de los más necesitados, los temas de fondo de nuestro país y que permita de una vez por todas que en la Argentina se pueda vivir dignamente», agregó.

A su turno, Acuña argumentó que «la gente pedía una acción para mandar un mensaje al gobierno». «El Gobierno no tiene que hacer cortinas de humo, como con los 10 puntos que después quedó en la nada. La CGT siempre tuvo la prudencia necesaria para el diálogo, pero nunca hemos encontrado una respuesta a los pedidos», indicó.

El dirigente del gremio de estacioneros se refirió a la coyuntura preelectoral y aseguró que el paro «no es político, no es contra nadie». «Es un paro para que la situación cambie y el Gobierno no hace nada para cambiar esa realidad», completó.

Distinto fue el tono de la conferencia de los sindicatos más combativos, encabezados por Hugo Moyano, que sí plantearon la posibilidad de continuar con las medidas de fuerza.

«Si sigue con la misma política no hay otra salida. No puede adelantar nada, porque se decide en conjunto. Si no cambian, no queda otro camino. Es difícil hacerle entender las necesidades que pasa la gente a quién no ha pasado necesidades. Es diferente quedarse sin plata por haber jugado en el casino, que los que no tienen para comer. No se puede definir si es el último (paro), el anteúltimo o cuántos paros pueden venir», desafió Moyano. (LPO)

A %d blogueros les gusta esto: