Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL KIRCHNERISMO SE ILUSIONA CON GANAR NEUQUÉN DESPUÉS DE 60 AÑOS

142

Las elecciones neuquinas del próximo domingo podrían darle al gobierno nacional su segunda derrota del año después de que el candidato oficialista de La Pampa perdiera en la interna frente al postulante radical. Un tropezón en la provincia de Vaca Muerta sería muy difícil de digerir para la Casa Rosada.

Para complicar aún más las cosas Ramón Rioseco, uno de los favoritos, pertenece a Unidad Ciudadana, el espacio que lidera Cristina Kirchner y una victoria del intendente de Cutral Co podría interpretarse como un triunfo de la ex presidenta. Se espera que haya una alta polarización entre el MPN y el PJ.

Más allá de los deseos de la Casa Rosada el gran elector de los comicios es el ex mandatario neuquino Jorge Sobisch. El otrora postulante presidencial marcha cuarto cómodo en todas las encuestas pero podría arrebatarle votos clave a Omar Gutiérrez, actual gobernador.

Desde la creación de la Provincia el Movimiento Popular Neuquino se impuso en todas las elecciones, salvo la primera, y desde 1962 se mantiene en el poder. Y Gutiérrez tiene altas posibilidades de reelegir.

Según los últimos sondeos publicados hay una leve ventaja del actual gobernador, pero la presencia de Sobisch, que comparte electorado con el MPN y la UCR, podría darle el triunfo al PJ.

Por las dudas desde Casa Rosada llenaron de elogios a Gutiérrez que mantiene una excelente relación con Mauricio Macri a pesar de que Cambiemos impulsa al radical Horacio “Pechi” Quiroga, que marcharía tercero.

Rioseco había dejado el kirchnerismo después de la derrota en 2015 pero a fines del año pasado logró sellar un acuerdo que significa la unidad del peronismo, FPV incluído, en toda la provincia.

Su vice es Darío Martínez, del FPV, y para que no quedara ninguna duda sobre el acuerdo la semana pasada Rioseco visitó el Instituto Patria y se fotografió con Cristina Kirchner.

“El electorado exige ponerle un límite a las políticas de Macri. El gobernador se comportó como el mejor alumno del Presidente. Esto excede al peronismo, hay mucho afiliado del MPN que también está acompañándonos”, le dijo Martínez a LPO.

Según consideró el diputado nacional, el “alineamiento total” de Gutiérrez con las políticas del macrismo le juegan en contra al gobernador. “No era lo mismo sentarte como Sapag al lado de Cristina para dar buenas noticias, como la estatización de YPF, que Gutiérrez que sale en cada foto para dar malas noticias y castigar al pueblo neuquino”, comparó.

El emblema y la crisis de Vaca Muerta

Vaca Muerta es una de las joyas que el gobierno exhibe como modelo exitoso de la política económica del macrismo. Sin embargo el recorte de subsidios dispuesto por Lopetegui a las petroleras que tienen contratos en Vaca Muerta desató una rebelión de la industria encabezada por Techint, que hasta el momento era la más beneficiada de la política energética del Gobierno.

El holding de Paolo Rocca planea iniciarle un juicio al Estado por los más de 350 millones de dólares por año que recibirá de menos. A la rebelión se sumó la estatal YPF, que amenaza con recortar inversiones. En ese contexto Rioseco salió a aclarar que respetaría los contratos firmados por la provincia.

“Vamos a respetar los formado por los gobierno provinciales y vamos a exigir que las empresas cumplan con su parte. La producción hidrocarburífera creció con el regímen de precios que comenzaron en 2014”, señaló Martínez.

“Hay que mantener los subsidios si queremos buscar el autoabastecimiento, no importa quién esté en el gobierno. Eso no es posible sin Vaca Muerta y creo que lo entendimos mucho mejor que el actual gobierno”, agregó.

“Macri improvisó con la política energética. Hay menos equipos perforando que en 2015, menos trabajadores del petróleo: cambiar el ministro después transformarlo en Secretaría trajo mucha desconfianza y las empresas sacaron el pie del acelerador”, dijo Gutiérrez a LPO.

A %d blogueros les gusta esto: