Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Aníbal Ibarra será el abogado de Cristina en la causa por el memorando con Irán

132

El exjefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra asumió la defensa de la expresidente Cristina de Kirchner en la causa por la cual está procesada por encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA.

La nueva defensa de la exmandataria también quedó integrada por el exjuez Roberto Boico, y de esta manera dejó de serlo los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort.

El cambio de abogados es en la causa por la cual la exmandataria está procesada por encubrimiento y enfrenta un pedido de desafuero aún no tratado por el Senado de la Nación pues el juez Bonadio le trabó la prisión preventiva.

En diálogo con ámbito.com, Boico consideró que la causa “es endeble” y que “solo responde a una persecución política” contra la expresidente. “El pedido de desafuero (como senadora) no se sustenta en ningún estado de derecho. Eso demuestra una persecución judicial”, afirmó.

Boico prometió que a raíz del cambio en la defensa habrá “cuestiones nuevas” en el marco de la causa que se encamina a juicio oral. “Queremos una resolución rápida, que igual estos jueces no nos garantizan ser imparciales. Queremos un tribunal imparcial y ahí iremos con algunas peticiones”.

El letrado ratificó la “absoluta inocencia” y sostuvo que la Justicia actúa con “arbitrariedad escandalosa”. “Hay signos de que esto no es lo que aprendimos en la facultad de Derecho, el Poder Judicial está actuando de una manera muy peligrosa”, afirmó Boico. Y remató: “No se puede descartar que la causa esté dirigida desde el Gobierno”

Por su parte, Ibarra habló en Radio con Vos y dijo: “Me parece imposible que alguien condene en esta causa, pero mi costado político me dice ojo. Porque esto es una causa de persecución política. No tiene razonamiento”.

Los abogados nuevos asumen la defensa en momentos en que la causa está a punto de ir a juicio oral y público pues así lo requirió el fiscal del caso, Eduardo Taiano, y las querellas en la causa.

Ibarra fue destituido de su cargo como Jefe de Gobierno porteño en 2006 por la presunta falta de controles en los locales tipo C, como lo fue el de República Cromañón donde 194 personas murieron a partir de un principio de incendio.

En tanto, Boico fue juez subrogante de la Cámara Federal de Casación Penal y muy cuestionado por su adhesión al kirchnerismo en ese entonces.

Mientras tanto, Rúa y Peñafort quedarán como abogados en el expediente del excanciller Héctor Timerman, también procesado y quien estuvo preso hasta que dictaron su excarcelación por problemas de salud.

Hace unos días, el fiscal federal Eduardo Taiano pidió enviar el caso a juicio oral y público con Cristina, el excanciller Timerman y el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, entre los acusados.

El pedido también alcanza al dirigente Luis D´Elía, al exlíder de Quebracho Fernando Esteche y al representante de la comunidad islámica en el país Jorge Khalil, quienes se encuentran con prisión preventiva; y al ex titular de la AFI Oscar Parrilli, al diputado Andrés Larroque, al ex vicecanciller Héctor Zuain; a la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona y al supuesto espía Allan Bogado.

En total son once los implicados en la causa que se inició por la denuncia hecha por Nisman el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de su aparición sin vida en el departamento de Puerto Madero, y en la que aseguraba que la firma del memorando de Entendimiento con Irán -por la cual se buscaba tomar declaración en Teherán a los acusados- había sido la herramienta utilizada para intentar desviar la investigación y dejar de inculpar a los funcionarios iraníes señalados como los autores intelectuales de la voladura de la AMIA.

“El gobierno de Cristina de Kirchner pasó de una posición respetuosa de los intereses nacionales, a una actitud contraria y de ocultamiento, cimentada en la violación al principio republicano de gobierno, la división de poderes, la independencia judicial y sobre todo en desmedro de los intereses de las víctimas del atentado y sus familiares”, remarcó Taiano en su requerimiento.

“La realidad fue que sólo se trató de uno de los medios elegidos por las partes para viabilizar el plan criminal que negociaron durante dos años, pues su letra resultó funcional a la maniobra espuria”, opinó Taiano sobre el Memorándum, el cual había sido aprobado por el Congreso Nacional y luego quedó caduco por un fallo de la Justicia.

“Para comprender debidamente el rol que ejerció Cristina de Kirchner en esta maniobra de impunidad es preciso tener en claro que el delito denunciado no se hubiera cometido sin su decisión y sus consecuentes acciones”, dijo sobre el rol de la exmandataria. (ámbito.com)

 

A %d blogueros les gusta esto: