Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Dpto. Federal: Una acción imprudente originó un incendio de magnitud en Zona del Apeadero Don Gonzalo

2.634

Según supo FEDERAL AL DÍA, personal de la Escuela N° 39 Urdinarrain, ubicada a unos 20 kilómetros de Sauce de Luna, habría provocado un enorme incendio de montes y pastizales, al encender fuego en el patio de la escuela para quemar residuos, foco ígneo que por la acción de la enorme sequía y los vientos, se trasladó a propiedades vecinas al establecimiento escolar. Unas 300 hectáreas habían sido ya afectadas. Personal de Bomberos Voluntarios de Federal trabajaba en el intento de sofocarlo. VEA LOS VIDEOS

Cuando habían pasado solo unas horas que por la acción de los Bomberos Voluntarios de Federal, con la colaboración de funcionarios policiales y del municipio de Sauce de Luna, se sofocara un enorme incendio en campos de la Zona de Arroyo del Medio-El Gramillal (Establecimientos El Tigre y La Rita); equipos y agentes del cuerpo activo de la Asociación de Bomberos Voluntarios, fueron otra vez convocados en el mediodía de este viernes para intervenir en otro incendio de magnitud; originado en el patio de la Escuela N° 39 Urdinarrain de la Zona del Apeadero Don Gonzalo.

A pesar de las permanentes recomendaciones de no realizar quemas, el funcionario escolar habría encendido el fuego para quemar basuras, y por efecto de los pastos secos y luego la acción de los vientos, este se descontroló avanzando primero sobre el edificio escolar, que no fue afectado por la colaboración para apagarlo de funcionarios policiales de la comisaría de Sauce de Luna, a cargo del Oficial Vásquez, de vecinos, y personal de una empresa de servicios eléctricos que pasaba por el lugar y se bajaron a ayudar.

Con el cambio de la dirección de los vientos, desafortunadamente no hubo manera de evitar que las llamas avanzaran sobre campos vecinos, de montes cerrados y casi impenetrables, propiedad de las familias Sinklair y Minetti; haciendo que fuera casi imposible el ingreso de los bomberos voluntarios para intentar sofocarlo.

A la hora del cierre de este informe, el fuego seguía avanzando sobre más de 300 hectáreas, y se esperaba con mucha expectativa que se pudieran producir lluvias que lo apagaran. Algunas precipitaciones se produjeron a pocos kilómetros, pero aun no en la zona de los focos ígneos.

De no llover, el Jefe del Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios comunicaría la situación a los funcionarios del Plan Nacional de Manejo del Fuego, pudiendo quizás utilizarse aviones hidrantes para accionar sobre el siniestro. (Federal al Día)

 

 

A %d blogueros les gusta esto: