Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

INMOBILIARIAS, AL BORDE DEL ABISMO

158

Cayeron 55% las escrituras en marzo. El clima electoral genera incertidumbre y la falta de créditos hipotecarios hace que hoy apenas se mueva el mercado de consumidores finales.

La suba del dólar, el nuevo proyecto que busca presentar el gobierno en el Congreso sobre la Ley de Alquileres y un año en donde las miradas están centradas en las próximas elecciones presidenciales parecen complicar aún más el presente del mercado inmobiliario que desde junio del año pasado viene en caída libre.

Según los últimos datos brindados por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en marzo las escrituras cayeron 55,4% respecto al mismo mes del año anterior. Y el cambio más drástico se ubicó en torno a la caída de los tomadores de crédito. Hoy solo el 7% de esas operaciones se hicieron con la ayuda de financiación bancaria.

«El país está en incertidumbre, no sabemos qué va a pasar. El dólar sube cada día más. Lo cierto es que hasta el 22 de junio que no se presentan las listas el mercado va a seguir paralizado», explicó Armando Pepe presidente del Colegio Inmobiliario de la Capital. «Hoy lo único que se mueve es el consumidor final, el que tiene dólares y quiere invertir ya», concluyó.

Con la suba del dólar, que en lo que va del año ya se incrementó un 20% (en enero valía 38,77 y hoy cerró a 46,33) las propiedades que se valúan en moneda estadounidense se mantienen con los mismos valores. «No hay inmuebles más económicas, lo que existe es mayor poder de contra-oferta. Hoy los precios del mercado se rigen según la necesidad de venta de los propietarios», indicó Pepe. Así por ejemplo se pueden reducir los valores hasta un 20%, es decir manteniendo el dólar de principio de año.

«Trabajamos a media máquina, hay pocos llamados y creemos que será así hasta octubre que se defina el futuro del país. La falta de créditos es lo que más perjudica al sector», argumentó por su parte Jorge Toselli dueño de JT Inmobiliaria.

Proyecto de Ley
Otro de los impactos negativos que está sufriendo el sector es el anuncio la semana pasada en el nuevo proyecto para la Ley de Alquileres. Si bien, los corredores todavía festejan el fallo de la cámara que vuelve a insistir con que el pago de los honorarios en las locaciones corren por parte de los inquilinos, el nuevo proyecto los deja otra vez en la cuerda floja.

Según explicó el jueves pasado, el Ministro de Interior, Rogelio Frigerio, uno de los puntos determinantes de este flamante proyecto será que los alquileres pueden extenderse hasta tres años sin el pago de costos. Además, deja en claro que el gasto de honorarios correrá por parte de los propietarios.

«En febrero, nos reunimos todos los colegios inmobiliarios e hicimos un proyecto de ley que beneficia a todas las partes. Se lo entregamos a Ivan Kerr (Secretario de Vivienda de la Nación). Lo tomaron y lo guardaron en un cajón, este proyecto no tiene nada que ver con lo que nosotros propusimos», se quejó Armando Pepe. «Al extender el contrato a tres años, el inquilino se queda sin garantía y sin contrato. Además, la forma del ajuste que establecen es una locura», concluyó.

Lo cierto es que desde el Colegio Inmobiliario creen que el proyecto de ley no avanzará en el Congreso, pero de suceder lo contrario se complicaría aún más el escenario de las inmobiliarias que hoy están al borde del precipicio. «Los números mostrarán realmente el complejo escenario que vivimos a partir de junio, cuando el comparativo interanual deje expuesto la caída de las ventas por la falta de créditos hipotecarios», concluyó Pepe en tono preocupado. (ámbito.com)

A %d blogueros les gusta esto: