Portada / Actualidad / RUIDO DE MEDIOS: La justicia federalense tramita dos causas que involucran a funcionarios del Hospital de Federal

RUIDO DE MEDIOS: La justicia federalense tramita dos causas que involucran a funcionarios del Hospital de Federal

Hay quienes consideran que algunas publicaciones periodísticas, respecto a la presunta imputación de funcionarios por el desempeño de un profesional de la medicina no matriculado en el nosocomio público local, son fogoneadas para distraer a la sociedad sobre los hechos de verdadera gravedad, como es la denuncia presentada ante la Fiscalía local por presuntas maniobras de corrupción en el manejo del área de farmacia de Hospital J. J. Urquiza, donde se dice existió una millonaria maniobra de corrupción. El Director del nosocomio, Dr. Sergio Duarte, habría asegurado que no está dispuesto a dar ni un paso atrás, para exigir que los responsables paguen por la responsabilidad que hayan tenido.

 

El Hospital de Federal siempre estuvo en boca de toda la comunidad, por los reclamos ciudadanos por la ineficiencia de sus servicios, la mala predisposición de algunos médicos para atender a los pacientes, el uso indebido de aparatología en beneficio personal, la falta de especialistas e insumos medicinales, el abrumador poder de los médicos por sobre las autoridades administrativas, y otros tantos temas de preocupación ciudadana; pero en las últimas semanas ha predominado la presentación de sendas denuncias en sede del Ministerio Fiscal, que llevarían al banquillos de los acusados a varios funcionarios del más alto nivel, como también a médicos y otras profesionales y agentes que se desempeñaron en áreas vitales para el buen funcionamiento del hospital público, como es el caso de la farmacia, sobre la que se ha realizado una denuncia por una presunta millonaria maniobra de corrupción; y donde administrativamente ya se han ordenado las respectivas informaciones sumarias.

A principios del mes de marzo se presentó una situación que involucró al actual Director del nosocomio, Sergio Duarte, y al Médico Especialista en Diagnostico por Imágenes, Martín Ava; que agredió a golpes de puño al funcionario, y aunque no tuvo que ver con los hechos de corrupción que se denuncian, se habría suscitado por el malestar que las decisiones tomadas por Duarte habrían producido dentro del ámbito de la corporación médica; por haberse decidido a avanzar en el reordenamiento del Hospital y llegar al fondo en graves anomalías que se habrían detectado en varios sectores.

Como se suele decir, que no hay mejor defensa que un buen ataque, ha quedado en evidencia que la determinación de denunciar a Sergio Duarte, al Dr. Luis Rojo y el médico inmatriculado, Aranda Salomon, se produce luego de la agresión física, y algunos estiman que se hizo como una manera de desviar la atención; ya que no se entiende que si el presunto delito de “ejercicio ilegal de la medicina” se hubiera venido produciendo desde la fecha que se denuncia, se haya denunciado recién luego de la agresión de Ava a Duarte. Además serían varios casos de médicos que trabajaron algún tiempo sin la matricula, y que hoy permanecen en la plantilla profesional del J. J. Urquiza, situación que se asegura los hoy denunciantes conocían, pero que motivados por alguna razón resolvieron no hacer público.

Aunque, según las consultas realizadas por FEDERAL AL DÍA, ninguno de los presuntamente involucrados fue notificado por la justicia, trascendió que Aranda Salomón sería imputado por ejercicio ilegal de la medicina, el Dr. Luis Rojo por falsificación de instrumento privado y ejercicio ilegal de la medicina en concurso ideal, y Sergio Duarte por mal desempeño de la función pública. Este último se presentó en sede de Fiscalía en la mañana de este viernes, para conocer la causa en la que se lo imputa, estando patrocinado por el Abogado concordiense Rafael Briseño. A esta acción judicial la tramita la Fiscal Dra. Eugenia Molina.

Por su parte el Fiscal, Dr. Eduardo Mondragón, lleva adelante la investigación de la denuncia por graves situaciones que se habrían detectado en el área de farmacia, razón por la que también se allanó días pasados el Hospital Urquiza.

Por estas horas es mucho “el ruido de medios”, que apuntan sus editoriales periodísticas a fogonear la presunción de que por algunos meses hubo pacientes atendidos por un estudiante de medicina, hecho que desde la Dirección del Hospital se desmiente; distrayendo, dicen algunos intencionalmente, la atención de la gente de los verdaderas y graves denuncian que se han conocido en cuanto al irregular funcionamiento de áreas vitales del nosocomio, en tiempos de la anterior administración.

Si se pensara retorcidamente, alguien podría llegar a pensar que la instalación de la causa Aranda Salomón fue hecha para tener un elemento de negociación, utilizándola para que Sergio Duarte no insista en avanzar con la otra causa que tramita la Fiscalía; la de las irregularidades en el área de farmacia. Si no se pensara de ese modo, podría decirse que la coincidencia en los tiempos es solo casualidad. Lo que es cierto es que existe una sociedad expectante, que reclama el esclarecimiento de todas las situaciones, especialmente las de corrupción, porque ante cada maniobra inescrupulosa que pudo realizarse en el Hospital público, quizá estuvo en juego la salud y la vida de alguna persona, y es esta la razón por la que la sociedad federalense reclama al Dr. Sergio Duarte no escatimar con cambios y determinaciones que lleven a mejorar las prestaciones de este importante Hospital entrerriano. (Federal al Día)

Comenterios