Portada / Actualidad / EN FEDERAL TAMBIÉN: No sería fácil acordar el porcentaje de aumento salarial para empleados municipales

EN FEDERAL TAMBIÉN: No sería fácil acordar el porcentaje de aumento salarial para empleados municipales

Entre la necesidad de la dirigencia gremial de “pelear” por mejorar los salarios de la corporación municipal, y el compromiso asumido por el gobierno municipal de “defender” los recursos ciudadanos, que se perciben a través de coparticipación, y tasas por servicios; existe una realidad, que es el creciente deterioro del sueldo de los trabajadores de casi todos los sectores de la economía nacional, afectados por la pérdida comparativa entre aumentos conseguidos e inflación real del pasado año, y la perspectiva poco creíble del gobierno nacional de que la inflación en el presente ejercicio no superará el 17%, cuando los aumentos de la canasta de alimentos básicos y servicios comienzan a ser alarmante. En ese escenario la Administración Chapino ha iniciado las conversaciones con el S.E.M., estimándose que el debate no será nada sencillo.

En la mañana del pasado viernes, el Presidente Municipal Gerardo Chapino, mantuvo una reunión con miembros del Sindicato de Empleados Municipales, para comenzar a charlar sobre loa aumentos salariales que comenzarían a aplicarse en el presente año.

Por parte del Ejecutivo, acompañaron el Secretario de Gobierno y Hacienda, Marcelo Cena, y el contador, Rubén Metzler; mientras que el Secretario General del Sindicato de Empleados Municipales, Ariel Rodríguez, llegó al encuentro con dirigentes que lo secundan en la organización gremial.

Cabe recordar que el acumulado de aumentos otorgados en 2016 a los agentes de la corporación municipal, ascendió al 37 %, más otros adicionales en “bonos” que ayudaron a superar las dificultades creadas por la escalada inflacionaria, que oficialmente el macrismo reconoció en el 42 %, aunque otros números la posicionaron en 47 %.

Por estos días se estima que las conversaciones entre el Gobierno Municipal y la dirigencia sindical no serán para nada sencilla. Los primeros comenzaron anunciando que el municipio no se saldrá de la media nacional y provincial, o sea el 18%. Los segundos, aunque comprenden las “dificultades de caja” y la necesidad de la Administración Chapino de no alejarse de ese ofrecimiento, incluso sugerido por el mismísimo Gobernador Gustavo Bordet, que en reuniones recientes les ha pedido a los jefes comunales manejarse con mucha responsabilidad a la hora de definir los aumentos salariales; están convencidos que el pasado año perdieron al menos 5 % en el comparativo de variación entre sueldos-inflación, y que a la luz de los aumentos de los valores de la canasta familiar y los servicios en el primer bimestre de 2017, el costo real de vida superará en varios puntos las estimaciones oficiales.

Por otro lado, aunque finalmente se acordara un incremento salarial que ronde el ofrecimiento oficial, está también en debate la forma en que será abonado. Se supo que los estados nacional y provincial estarían en condiciones de abonarlo en tres etapas. FEDERAL AL DÍA pudo saber que la representación sindical de los agentes municipales reclamaría se lo haga en dos; y al menos el 10 % en la primera de ellas.

El dialogo entre Gerardo Chapino y los dirigentes gremiales ha sido en estos quince meses seria y respetuosa, y ambas partes plantean la necesidad de fortalecer esa relación, poniendo cada uno el mayor de los esfuerzos para no entorpecerla. Al respecto, y como una muestra real del aporte que el D.E.M. esta dispuesto a realizar, cabe recordar que el Jefe de Gobierno Municipal elevó a fines de año pasado, una nota al Concejo Deliberante comprometiéndose en que tanto él, como el funcionariado político que lo secunda, sólo apercibirán el 50% de lo que se convenga. O sea si fuese el 18 %, llegará a sus bolsillos solo el 9 %.

Las conversaciones continuarán en los próximos días, estimándose que pueda concertarse definitivamente el aumento salarial. El D.E.M. cuidándose de no comprometerse con algo que no pueda pagar, o que dañe la prestación de los servicios públicos; y la dirigencia sindical velando por la mejor representación de los trabajadores, aunque sin alejar la mirada de que la extralimitación de reclamos fuera a afectar la continuidad de las fuentes de trabajo de muchos agentes, concretamente de quienes se encuentran en la planta de contratados y transitoria.

No serán negociaciones fáciles, aunque existe la creencia de que la buena relación construida en estos meses entre la patronal y los empleados, servirá para morigeran los puntos de tensión que pudieran producirse. (Federal al Día)

Comenterios